Reseña

Pablo Alborán, el español que escribe su destino

El cantante español volvió a conquistar a los montevideanos, en el Teatro de Verano

Pablo Alborán presentó su nuevo disco en el Teatro de Verano. Foto: Martín Pereira
El español cortó el show con un set más acústico e íntimo. Foto: Martín Pereira
El guitarrista Lolo Álvarez está a cargo de la dirección musical de la banda. Foto: Martín Pereira
Alborán cantó ante un Teatro de Verano repleto de público. Foto: Martín Pereira
Alborán se esforzó por dejar lo mejor de sí en el escenario. Foto: Martín Pereira
Y el público se lo agradeció con aplausos y gritos. Foto: Martín Pereira

¿Qué hace a un éxito? ¿Qué garantiza que una película, un disco o un artista se vuelvan exitosos? Se tiende a pensar —se quiere pensar— que la calidad y el trabajo duro están detrás de las consagraciones, pero la historia ha demostrado que no (siempre) es así. Están los que han gozado el ser fenómenos del momento para asegurarse una popularidad más o menos duradera, y están los que han construido una carrera de años a base de un talento que no se sale de la media.

¿Y qué define el éxito de Pablo Alborán, un muchacho del que se empezó a hablar a partir de unos videos en YouTube, y que tiene una carrera de apenas siete años? ¿Qué hace que sea uno de los pocos que agota entradas en el Teatro de Verano, un escenario por encima de las 4.000 localidades?

No parece, después de haberlo visto el martes en el Ramón Collazo, una cuestión efímera o de suerte. Si Alborán está en la cima del pop español hoy, es por talento y mérito propio. También juegan su papel una actitud medio pícara y una sonrisa encantadora que hizo delirar a sus fans.

Esta vez, Alborán (28 años, cuatro discos de estudio y dos en vivo, un Goya) presentó Prometo, con el que incorporó sonidos a un repertorio que se basa en un pop de guitarras y teclados. Con recursos electrónicos, le dio un matiz bailable a un set que ganó en versatilidad. Estas nuevas canciones se incorporaron a un repertorio que tiene demasiados éxitos para apenas siete años de historia, lo que quedó probado en el canto constante con que lo acompañó su público. Uno de los momentos más emotivos llegó en el bis, donde Alborán al piano cantó “Prometo”, y el estribillo fue sólo interpretado por los fans, que aprovecharon para iluminar la noche con los flashes de sus celulares.

Más allá de que es buen cantante, instrumentista y que tiene presencia escénica y una banda con la que está hace tiempo, lo que habla de un proyecto, a Alborán lo respaldan las canciones y un show que en lo visual es muy disfrutable: las imágenes que se proyectaron en pantalla grande, y que dialogaron con un precioso (y costoso) diseño de luces, fueron un gran plus. Lejos de descansarse en los laureles del éxito y la belleza, Alborán demostró acá que está muy comprometido con su causa y su público.

Tiene todo como para que en unos años más, sea el gran ícono de la canción romántica española.

Ficha

Pablo Alborán [****]

Banda: Lolo Álvarez (guitarra, coros y dirección musical), José Marín (guitarra), Adrián Schinoff (teclados), Antonio De Haro (bajo y coros), Carlos Martín (percusión, teclado, vientos), Diego López (batería). Setlist: “No vaya a ser”, “Pasos de cero”, “La escalera”, “Dónde está el amor”, “Recuérdame”, “Quién”, “Cuerda al corazón”, “Lo nuestro”, “Quimera”, “Tanto”, “Perdóname”, “Te he echado de menos”, “Al paraíso”, “Saturno”, “La llave”, “Boca de hule”, “Por fin”, “Tu refugio”, “Curo tus labios”, “Miedo”, “Idiota”, “Vivir”, “Solamente tu”, “Prometo”, “Éxtasis”, “Vívela”. Dónde: Teatro de Verano Ramón Collazo. Cuándo: Martes 17 de abril.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º