Semblanza

Omar Naranjo, un homenaje a un gran pianista y docente uruguayo

El 6 de abril falleció este maestro de la música culta en Uruguay

Naranjo
Omar Naranjo, izquierda, tocando a cuatro manos con el autor de esta semblanza

Hacía apenas un mes que había cumplido 81 años el pianista y pedagogo uruguayo Omar Naranjo cuando nos enteramos de su fallecimiento acaecido en nuestra capital el 6 de abril pasado , después de haber soportado estoicamente durante cuatro años una cruel enfermedad .
Naranjo había nacido el 6 de marzo de 1938 en Montevideo.

A los ocho años comenzó sus estudios elementales de piano con la profesora Sabina Ceppi de Guridi, continuándolos con la profesora Lucía Sopart. Al ver sus padres los extraordinarios progresos del joven deciden que continúe su formación con el prestigioso maestro Wilhelm Kolischer. Lamentablemente entre el docente y el alumno no hubo afinidad y su familia pensó que el más indicado sería el maestro Santiago Baranda Reyes ya que estaba más habituado a trabajar con adolescentes. Después de recibirse de profesor de piano con Baranda en el “Conservatorio Juan Sebastián Bach” obtiene en 1959 el 1er. Premio en los concursos de Asociación de Estudiantes de Música y de Juventudes Musicales. En 1960 y 1966 se le otorga el 1er .premio en los concursos organizados por el Centro Cultural de Música. En 1963 la ilustre pianista francesa radicada por aquel entonces en nuestro país Eliane Richepin funda y preside el Primer Concurso Nacional de Piano de Montevideo. Naranjo es laureado en este certamen con el cuarto puesto en la categoría “A”.

Al año siguiente la Embajada de la República Federal de Alemania le otorga una beca para cursar estudios de perfeccionamiento en la Escuela de Música de la ciudad de Friburgo con la pianista y clavecinista alemana Edith Picht Axenfeld. Posteriormente obtuvo del Mozarteum Argentino cuatro becas para estudiar en Buenos Aires con tres reconocidos maestros: la primera fue con la célebre pianista napolitana María Tipo, dos con el maestro veneciano Sergio Lorenzi y la última en 1979 con el maestro argentino Enrique Barenboim, padre y único profesor del famoso pianista y director Daniel Barenboim . La Asociación Abrarte de Brasil le concedió una beca para recibir master class en Río de Janeiro con el brillante pianista Jacques Klein.

A lo largo de su vasta carrera ha actuado innumerables veces como solista con la Orquesta Sinfónica del Sodre así como con la Orquesta Sinfónica Municipal (hoy Filarmónica).Fue dirigido por los siguientes maestros: Paul Bonneau, Howard Mitchell, Elio Boncompagni, Laszlo Halasz, Piero Gamba, José Serebrier, Washington Castro entre otros. Se desempeñó como docente en la Escuela Universitaria de Música, Escuela Municipal “Vicente Ascone” y Escuela Nacional de Arte Lírico. En el ámbito privado fue director del Conservatorio América desarrollado una invalorable tarea pedagógica no sólo en Montevideo sino también en las ciudades de Tacuarembó y Rivera.

Su inagotable paciencia y dedicación a la enseñanza hicieron de él un referente ineludible en la formación de destacados alumnos que conquistaron importantes premios. Su último recital fue el 24 de septiembre de 2013 en el Auditorio Nelly Goitiño en el ciclo organizado por el Sodre en homenaje al pianista Hugo Balzo. Este concierto que fue sin pensarlo su despedida de los escenarios, fue realmente un deleite para el alma escuchar sus magníficas interpretaciones de obras de Mozart, Mendelssohn y Chopin.

Después de este memorable concierto Naranjo presintiendo que su salud se iba debilitando presentó proyectos para actuar con nuestras dos orquestas principales pero lamentablemente las autoridades del momento hicieron caso omiso. En lo personal tuve el privilegio de tenerlo como docente en la cátedra de acompañamiento en la EUM .En sus inolvidables clases nos hacía leer a primera vista cualquier tipo de obra para desarrollar la lectura. Luego nos pedía que transportáramos esas obras a diferentes tonalidades y recalcaba que la tarea del pianista acompañante era fundamental, pues éste tiene que compenetrarse con el solista y oficiar como un diligente colaborador.

Con su partida el mundo musical uruguayo pierde a un relevante intérprete nacional, excepcional maestro e inmejorable acompañante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)