Cuatro cantoras uruguayas homenajean a Darnauchans en el Auditorio

La obra de un caballero versionada por damas

El hecho de que Eduardo Darnauchans haya muerto con apenas 53 años comprometió a sus colegas y admiradores a continuar promoviendo su obra. Este año Fernando Cabrera lo homenajeó a él y a Eduardo Mateo en Teatro El Galpón, y el próximo jueves a las 21.00 en el Auditorio Nacional del Sodre Dra. Adela Reta se repetirá Canciones del Zurcidor, un show hecho por primera vez en 2012.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
De izquierda a derecha: Ana Prada, Mónica Navarro, Maia Castro y Laura Canoura. Foto: F. Ponzetto

Laura Canoura, Mónica Navarro, Ana Prada y Maia Castro volverán a reunirse para rendirle tributo al trovador montevideano a través de sus mejores canciones, reunidas en siete discos (varios de ellos y algunas ediciones especiales están disponibles en el servicio de streaming Spotify) entre los que destaca Zurcidor, que inspiró el nombre del concierto.

"Cuando terminamos el espectáculo de 2012 siempre quedó dando vueltas poder repetirlo. El motor de toda la movida, la del comienzo y la de ahora, fue Laura. ¿Viste como los patos con los patitos? Ella dijo vamos y salimos todas atrás", comenta Navarro en diálogo con El País.

Su acercamiento a la obra del Darno fue distinto al de sus colegas: completamente casual. Navarro llegó de Argentina a Uruguay en 1989 con Charly García, Sumo y Los Redondos como banda sonora, y un día cualquiera conversó con "un tal" en un bar, de teatro y otras cuestiones interesantes. Cuando supo que era Darnauchans, fue lo mismo que le dijeran cualquier otro nombre.

Hoy se dice "casada" con su obra aunque escucharlo y familiarizarse con él se le hizo difícil, tanto como con el cancionero de Fernando Cabrera, discípulo de Darno y Mateo.

No es fácil escuchar a Darnauchans para muchos. Su poesía es tan pesada desde lo emocional y tan poderosa que toca las fibras más íntimas del oyente, con una oscuridad que tiene mucho de rock y también mucho de tango.

A la más pequeña de este cuarteto, Maia Castro, Darnauchans le daba miedo aunque también le encantaba. Lo vio por primera vez con 7 u 8 años, en la seccional del Partido Comunista junto a su madre, y "era muy fuerte". "Después de adolescente empecé a tocar la guitarra y El instrumento fue de las primeras canciones que aprendí", recuerda.

Las otras dos zurcidoras tuvieron vínculos distintos con el músico. Ambas lo conocieron; Ana Prada como un personaje de la noche, de esos que cualquiera podía encontrarse en un bar un par de décadas atrás, y Laura Canoura con mucho más afecto que el resto.

"Éramos todos amigos en esa época. Nos cruzábamos en festivales, militábamos juntos. Con el Darno compartimos más boliches que escenarios", dice su colega, aunque también supo cantar con él.

Canoura fue la impulsora de este homenaje que se realizará el jueves en el Sodre y que tiene entradas en venta en Abitab, Redpagos y boleterías de la sala a 500 y 750 pesos. En 2012 convocó a las tres cantoras y a Andrés Bedó para encargarse de los arreglos, y esta vez repetirán aquella velada de emoción.

Como intérpretes, las cuatro están acostumbradas a cantar composiciones de hombres, así que encontrar un lugar especial desde el que conectar con la sensibilidad femenina no les preocupa demasiado.

"Hay una mirada que tiene que ver con la caballerosidad, con la poesía para tratar los temas y retratar a las mujeres, porque el Darno lo que tiene son muchas canciones que hablan de las mujeres", repasa Canoura, mientras que Prada destaca algunas de sus virtudes: "era un tipo muy afable, cortés, caballero como a la vieja usanza; amante de la palabra y la poesía. Era un buscador de etimologías".

Esa poesía tan característica de Darnauchans, tan montevideana pero a la vez de otro lugar y tan "por encima de todo", según Canoura, es el factor que más resalta de su obra y el que más buscarán destacar el jueves estas cuatro mujeres. Para ello harán todas las combinaciones posibles, cantando en solitario, en dúos, tríos o las cuatro juntas; con muchos o pocos instrumentos.

"Las canciones de Darnauchans en sí son tremendas todas", comenta Castro, "y ahora se vuelven a revalorizar con los arreglos y las interpretaciones de cada una. El espectáculo que hicimos fue un éxito, y los éxitos no se tocan".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)