CRÍTICA

Una nueva voz que se merece su propia fiesta

Celebremos (***)Artista: Bahiano. Producción y arreglos: Facundo Monty. Músicos: Pablo González (batería), Jonhy Monty (bajo), Walter Galeazzi, Bryant Siono (teclados); Facu Monty, Demián Marcelino (guitarras); Facundo Guevara, Nahuel Conte (percusión), Nicolás Cattaneo (piano rhodes), Pol Goz (piano); Pablo Fortuna, Fabián Veglio y Martín Laurino (vientos). Lanzamiento: 2015. Sello: Sony Music.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bahiano experimenta con nuevos géneros y nuevas maneras de cantar.

Celebremos empieza a sonar y si no se sabe de antemano quién canta, es difícil adivinar que se trata de Bahiano. Muy difícil, de verdad. Entre los compases de un tema disco con algún pincelazo de funk que da nombre al álbum, aparece una voz que es desconocida.

El exlíder de Los Pericos reapareció tras varios años sin grabar con un disco que desde el arte se presenta experimental y que musicalmente es clásico. Tiene mucho reggae, como era de esperar, pero juega bastante con el pop renovando un poco la impronta del músico.

El diferencial de este disco está en la voz, porque Bahiano no canta como ese Bahiano que tenemos tan asimilado. Canta como alguien más; en realidad canta como él mismo pero desprendido del personaje.

Con esta noticia (y vaya noticia; más de uno la celebrará como este disco indica), lo que queda de Celebremos es la versatilidad que si se propone, puede tener el cantante para acomodarse en nuevos lugares.

Por lo pronto, el del pop bailable le queda muy bien. Facundo Monty produjo, arregló y compuso junto a él este disco, acompañando su proceso de transición hacia un nuevo estilo. Y por el resultado, parece que no hubo mayores dificultades en ese camino.

Entre un repertorio parejo, soportable pero sin nada que llame demasiado la atención, está "Una palabra", esa desgarradora canción de Carlos Varela que cierra la película Hombre en llamas y que Bahiano se arriesga a hacer con un estilo menos intenso y efectivo (y con 20 segundos finales que están completamente de sobra).

La mejor nota se la podría llevar "Qué pasaría", una bossa nova sencilla con guitarra y percusión que logra traer todo el paisaje brasileño a la memoria y tiene un encanto especial.

Celebremos es un disco escuchable, entretenido y no mucho más que eso, pero su importancia está en presentar otra voz y otro estilo en la faceta artística de Bahiano. Ya era hora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)