LADY GAGALA

Nueva piel de un camaleón pop

El viernes se lanzó Joanne, su quinto trabajo. Un buen disco más cerca del country que del pop.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lady Gaga. Foto: Difusión

Hace tiempo que Lady Gaga no llamaba la atención por su producción discográfica. Se trata de una chica que en 2008 sorprendió con sus hits "Just dance" y "Poker face", pertenecientes al disco The Fame, que se convirtieron en éxitos inmediatos en todo el mundo. También el disco fue bien recibido, consiguiendo nominaciones a los Premios Grammy, incluyendo artista pop y Disco del Año. Desde entonces Gaga se convirtió en un personaje influyente dentro de la cultura pop que llegó incluso a estudiarse como tal (el sociólogo Mathieu Deflem dictó un curso titulado "Lady Gaga y la sociología de la fama"). También apareció en programas de televisión (como American Idol, Saturday Night Live y hasta Los Simpsons) con atrevidos vestuarios.

Joanne.

Desde el viernes se encuentra disponible en disquerías y plataformas virtuales su nuevo disco Joanne. Un trabajo para el cual la cantante cambió no solo de estilo musical, también de vestuario.

Para generar expectativa entre sus seguidores, Gaga fue presentando algunos singles —sus "monstruitos", como los llama ella— que componen este trabajo, a cuentagotas, como "Perfect Illusion" a inicios de septiembre. Casi un mes después presentaba el tema "Million reasons" y a la otra semana, siempre por YouTube, "A-YO", una canción que recuerda el estilo pop de sus anteriores trabajos.

Joanne es tal vez el trabajo más íntimo de esta cantante de 30 años. Titulado como su segundo nombre (Stefani Joanne Angelina Germanotta es su nombre completo), para hacer este disco, Gaga trabajó con varios productores importantes como Beck y Mark Ronson. Joanne inicia con "Diamond heart", una canción que comienza como algunas anteriores de su repertorio, pero queda por el camino, como diluida y sin esa fuerza que caracteriza a Gaga. Por su parte, la canción que da nombre al disco es una de las mejores baladas que Gaga ha hecho, una canción con influencias del country y el folk, cuyo estribillo queda en la mente luego de escucharla. Una canción que homenajea a su tía, quien falleció a los 19 años víctima de lupus, según contó la cantante. Además hay un interesante dueto junto a Florence Welch que mezcla el estilo de Florence + The Machine con la música de Gaga, mientras que los primeros acordes de "Sinners prayer" hacen acordar a la canción "Baracunata" del grupo colombiano Aterciopelados.

Un viaje de ida.

La carrera de Gaga comenzó de golpe en 2008 con The Fame. Para 2009 había editado su segundo disco The Fame Monster, donde la cantante mostraba la otra cara de la fama, contando los miedos y temores que conlleva el ser famosa. Un disco con importantes canciones como "Bad Romance", "Alejandro" y "Telephone" (otro dueto fantástico, ahora con Beyoncé) que se convirtieron en éxitos radiales y aplaudidos por la crítica. Para 2010 Gaga ya tenía dos discos nominados a Disco del Año en los Grammy y varios premios por sus atrevidos videos pop.

También la cantante comenzó a ser conocida por sus apariciones en las alfombras rojas: apareció con un vestido hecho de carne en los Grammy de 2010, y para el año siguiente apareció dentro de un huevo, cargada por musculosos hombres que la llevaron hasta el escenario. Ese día el mundo conoció Born this way, tal vez su mejor disco hasta la fecha, el cual tiene varios hits como la canción que titula el disco, la balada "Yoü & I", y canciones que recuerdan la movida pop de los ochenta de otras cantantes como Madonna con "Edge of Glory", por lo que el disco se convirtió en un éxito de ventas (vendió dos millones de copias en su primera semana) y tuvo tres nominaciones a los Grammy, entre ellas, además, por Álbum del Año.

Fracaso y cambio.

Como toda estrella, también dio un paso en falso que se llamó Artpop (2013), un disco pretencioso que no colmó las expectativas de sus seguidores y terminó pasando al olvido, por lo que Gaga decidió reinventarse. Y lo consiguió como actriz en American Horror Story, tras el alejamiento de Jessica Lange de la serie de Ryan Murphy. Si bien parecía que los zapatos de la dos veces ganadora del Oscar no cabrían en la novel actriz, Gaga terminó llevándose el Globo de Oro por su interpretación del personaje "La Condesa" en Hotel, la quinta temporada de esta serie de terror. También mudó de piel en materia musical con un disco de duetos junto a Tony Bennet. Con Cheek to Cheek, Gaga demostró que no tiene miedo a estilos diferentes y que posee una excelente voz, la cual muchas veces queda perdida entre sintetizadores y modificadores vocales. El dúo con Bennet significó un paso a una etapa más adulta como cantante y una demostración de su versatilidad.

Hablando de cambiar, Gaga dejó de lado los vestidos avant-garde, y así lo viene demostrando desde hace un tiempo. "Antes me sentía mejor expresando mi interior a través de la ropa. No era una máscara, lo que veías es lo que era. Demasiada gente cree que a los artistas les importa la opinión sobre su trabajo. Pero no eres un artista si no tienes una perspectiva", contó a El País de Madrid.

Sorprendió a muchos al interpretar las canciones más conocidas de La novicia rebelde en los Oscar en 2015, por las que incluso le sacó un lagrimón a Julie Andrews.

Este año volvió a presentarse en los Oscar, ahora como nominada a Mejor Canción Original por "Til it Happens to You" del documental Hunting Ground (lo ganó Sam Smith con su "Writings on the Wall" de la película Spectre). Semanas después sorprendió a propios y ajenos al interpretar el himno norteamericano en el Super Bowl, tal vez el espectáculo más visto de la televisión, donde Gaga aprovechó para demostrar la potencia de su voz de contraalto. Y se anunció que ella será la encargada de realizar el número musical en el medio tiempo en la próxima final de fútbol americano.

Joanne es un disco distinto a sus anteriores trabajos, más inclinados al country. Tal vez no es lo que sus fanáticos más acérrimos esperan, pero sí es un buen disco.

TRES DISCOS DE LADY GAGA.

The fame - 2008.

El primer trabajo de Lady Gaga contaba los anhelos de esta joven de convertirse en estrella. Un disco que contenía algunos éxitos como "Poker Face" y "Just Dance", que se convirtieron rápidamente en éxitos inmediatos en el mundo entero.

Born this way - 2011.

Tras el éxito de The Fame Monster, Gaga redobló la apuesta con un disco más osado y con referencias a la comunidad LGTB desde su título. Un disco que contiene algunos de los mejores temas de Gaga como "Born this way", "Judas" y "Yoü & I".

Cheek to cheek - 2014.

Un dueto impensado fue el que terminó haciendo Lady Gaga junto a la leyenda Tony Bennet. Un trabajo que sirvió tanto para homenajear a Bennet como para que Gaga demuestre que es una excelente intérprete. Ganó un Grammy a Mejor Álbum Pop.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados