MALOSETTI- ESTÉVEZ

"Sin nuestro amor no encarábamos algo así"

Este sábado 30, en la Sala Zitarrosa, se presenta el dúo que conforman Javier Malosetti, uno de los más importantes músicos argentinos, e Inés Estévez, una actriz consagrada que prefirió la música. Son pareja y su repertorio, como sin quererlo, es una celebración del amor, como ellos dicen, a la música y a sus historias personales. Hay entradas a 400 y 600 pesos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Javier Malosetti e Inés Estévez. Foto: Darwin Borrelli

—Este se presenta como un proyecto de amor: a la música y el amor que hay entre ustedes como pareja...

Inés Estévez: Sí, el amor a la música y el amor a la base de nuestros gustos musicales que tienen que ver con los vínculos maravillosos que tuvimos cada uno con nuestros padres.

Javier Malosetti: Y el amor que vos decís tambien...

IE: Sin el amor nuestro no encarábamos semejante cosa.

JM: Y el proyecto tomó una legitimidad propia y acá estamos recopados con la banda y el show. Y eso que empezó recién en enero.

—Su repertorio está integrado por standards, esas clásicas canciones norteamericanas. ¿Cuál es su encanto?

JM: El standard es una canción popular que tiene un injusto halo de música para entenidos o anticuada. Y son canciones hermosas que no hay que saber de jazz para disfrutarlas. De hecho, fueron los músicos de jazz los que se encargaron de hacerlas mierda a partir de Charlie Parker y esas experimentaciones.

IE: Y nosotros elegimos hacerlas de la manera tradicional. Sin complejidades pero sí con elaboración musical.

—Inés, ¿qué encontraste en la música que no te daba la actuación?

IE: Para empezar, estoy bajo el ala de Javier que para mí siempre fue un músico súper admirado. En el marco de la ficción hay una protección que es precisamente el hecho de que el que está ahí arriba no sos vos, sino el personaje. En la música el que está adelante cantando ahí desnudito es uno. No es que encuentre mayor comodidad porque aún estoy haciendo el camino. Antes hice musicales, grabé algunos jingles, pero nunca me dediqué seriamente, y es hermoso haber tenido la suerte de que se diera. Me da una cierta plenitud poder plasmar esa inclinación musical que en mi casa siempre se respiró y que nunca la había podido concretar. Es un regalazo del destino.

JM: Y lo toma con un compromiso que yo digo "tendría que tomarme más en serio mis cosas". No se le escapa una. Y está bueno porque no estoy acostumbrado a compartir eso. Con Rada lo vivimos porque yo era como el director de la banda, pero siempre soy yo con mis pollos contra el mundo. Y ahora estoy en sociedad.

—Javier, tu padre tocó con Oscar Alemán y por esa época también estaba el Mono Villegas. ¿Sigue habiendo una tradición jazzera argentina así de fuerte?

JM: Sí, profusísima con músicos jóvenes y no sólo de guitarra, bajo y batería como en otras épocas, sino trombonistas, pianistas, saxofonistas increíbles. Y en Uruguay hay músicos de jazz así.

IE: El jazz tiene eso, es universal.

JM: En Montevideo se explotó más que en Argentina la fusión de la música tradicional, los ritmos de acá con el jazz. Y en Argentina los músicos de jazz son más puristas. Es un hecho. Es más común acá ver bandas de candombe fusión que se tocan todo. En Argentina, están Alemán, Villegas, Luis Salinas, el Gato Barbieri, pero no pegó tanto mezclarlo.

—Ya que estamos acá, ¿tocan alguna canción uruguaya?

JM: No. En la lista que hicimos el primer verano en Polonio había un par de Rada y de Mateo, pero al final solo prevaleció el jazz. Tampoco hay nada argentino. Hay jazz, bossa nova, soul.

—Su repertorio tiene canciones muy sentidas, ¿cómo manejás la actuación al interpretarlas?

IE: No, la actriz no está, brilla por su ausencia. Hay un poco un auge de la cantatrice, la actriz que interpreta lo que canta. A mí me gustó mucho lo purista de la propuesta e intervenir como una voz en un campo musical cuya columna vertebral es el jazz y solo limitarme a cantar.

—La propuesta es muy despojada, ¿cómo se da eso en escena?

IE: A partir del tercer o cuarto tema, hay una situación de comunión y comodidad casi hogareña.

—Jazz hogareño, suena bien.

JM: Está bueno eso. Sí, hay algo de eso.

Compañeros muy musicales.

Malosetti nació en 1965 y pasó de la baterista al bajo, el instrumento que lo convirtió en uno de los músicos argentinos más ocupados y prestigiosos. Por ocho años tocó con Spinetta. Como solista ganó cuatro premios Gardel, en la categoría de jazz, y un Konex de Platino como solista de jazz. Tiene un disco con Ruben Rada, Varsovia.

Como actriz, Estévez estuvo en grandes hitos de la televisión argentina como Zona de riesgo, Verdad consecuencia, Vulnerables, Mujeres asesinas y Guapas, papeles que le dieron dos Martín Fierro. En 2005 anunció su retiro de la actuación, una promesa que, por suerte, ha cumplido a medias. Este es su primer trabajo de tiempo completo como cantante.

Perfil.

Nombres:Javier

Malosetti e Inés Estévez - Detalle: Son pareja y el proyecto lo empezaron en el Cabo Polonio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados