FESTIVAL

Núcleo Distante, el festival que debuta en el Auditorio y quiere marcar un precedente

Florencia Nuñez y Franny Glass hablan de un nuevo evento musical, que es el 2 y 3 de agosto y busca representar un momento de la escena

Florencia Nuñez y Franny Glass. Foto: Lucía Deniz
Florencia Nuñez y Franny Glass. Foto: Lucía Deniz

A fines de 2018 y principios de 2019, la noticia se replicaba en la prensa latina: un grupo de cantautores del continente habían desafiado las fronteras del tiempo y espacio, y habían concebido un disco a través de WhatsApp. Lo bautizaron Notas de voz: canciones que nos enviamos a nuestro grupo de Wasap, y al grupo humano que generaron, al colectivo, le pusieron Núcleo Distante.

Ahora, los integrantes uruguayos de ese colectivo, Florencia Nuñez y Franny Glass, son anfitriones, curadores y coprotagonistas del festival Núcleo Distante, que tendrá su primera edición el viernes 2 y sábado 3 de agosto en la Sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del Sodre. Las entradas están en Tickantel y hay abono para ambos días (el abono se consigue online, o en boleterías de la sala).

Si bien la idea del festival tiene el aval del colectivo, tiene cierta independencia y por eso, la grilla la componen seis “nucleares”, y otros artistas uruguayos que no son integrantes propiamente dichos del proyecto. “Si es que existe una escena”, dice Franny Glass en charla con El País, “quisimos que el festival fuera representativo de ella, y extender esa idea colaborativa de Núcleo Distante hacia acá”. Entonces, se optó por abrir el juego y convocar a artistas locales con los que hubiera afinidad, ya sea por tiempo de vida de sus proyectos o por estética.

Pero lo principal, a la hora de diseñar la grilla, fue asumir la responsabilidad de proponer. “Uno como público, y esto lo hablo por mí, se queja de que las grillas siempre tienen lo mismo”, dice Florencia Nuñez. “Entonces al tener la posibilidad de abrir las antenas y mostrar algo distinto, está el desafío de hacerlo y que guste, que la gente pueda coparse”. “Y tiene esa parte divertida”, añade su colega, “y de responsabilidad, de todo el trabajo interno que tiene y no siempre se ve. Si bien como músicos trabajamos mucho en la producción de nuestros propios proyectos, esto es algo más grande, diferente, y nos pone en un lugar nuevo”.

Desde ese lugar, piensan en el festival Núcleo Distante como un nuevo espacio en la ciudad, como un punto de reunión de artistas similares pero diferentes. “La idea es marcar un precedente, y que se dé una unión de la escena”, dicen.

Con esos criterios, decidieron salirse de lo estrictamente cantautoril, para mostrar otras sonoridades; y repararon en una grilla paritaria, “para que no se convirtiera en otro festival que es un desfile de hombres con sus guitarras”, dice Franny Glass, “pero teniendo en cuenta realmente los proyectos que nos interesaba que estuvieran; y no solo por poner hombre, mujer, hombre, mujer”.

Todos esos filtros decantaron en Núcleo Distante, que se dividirá en dos jornadas de dos grandes bloques: la primera mitad será “más cantautoril”, cuentan, y la segunda, “más cargada en cuanto a músicos y volumen”. Habrá un brindis que hará de intervalo.

El viernes 2 tocarán Lali Gaspari, el chileno Vicente Cifuentes, el argentino Ezequiel Borra, Martín Rivero a dúo, Florencia Nuñez con banda, y Los Hermanos Láser; y el sábado estarán Fede Julen, el argentino Lucio Mantel, el panameño Carlos Méndez, Romina Peluffo a trío, Niña Lobo y Franny Glass, con banda completa. Y promete.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)