música

Núcleo distante: la canción latinoamericana se une por un grupo de Whatsapp

25 músicos de 10 países de la región grabaron un disco acústico con su celular

Núcleo Distante, un colectivo musical latinoamericano. Foto: Núcleo Distante
Núcleo Distante, un colectivo musical latinoamericano. Foto: Núcleo Distante

Aunque se tiende a pensar que un grupo de whatsapp solo sirve para mensajes procaces o intercambiar datos con otros padres de la escuela de los niños, 25 músicos latinoamericanos le dieron una dimensión mucho más interesante: la creación.

Así, aunque los artistas que participan del colectivo Núcleo Distante nunca coincidieron en un mismo espacio, todos dialogan a través del mundo virtual. Los cantautores, que se reparten en 10 países de la región, usan el whatsapp para intercambiar información, consejos y composiciones.

Así, como sin quererlo, el medio de comunicación del momento se convirtió en una herramienta creativa que permite tender puentes en la búsqueda por unir a la canción latinoamericana.

“En el grupo nos dimos cuenta de que la fuerza que hacemos juntos es mucho más poderosa de lo que puede hacer uno solo”, le dice a El País Florencia Núñez, quien junto a Gonzalo Deniz -el artista conocido como Franny Glass- representan a Uruguay.

Núcleo Distante es un proyecto creado en 2016 por el mexicano El David Aguilar (que el año pasado estuvo nominado a cinco Grammy Latinos) junto al venezolano Ulises Hadjis. Los 25 cantautores vienen de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Guatemala, México, Panamá, Perú, Venezuela y Uruguay.

Originalmente fue un podcast quincenal -que se puede escuchar en Spotify- donde Aguilar y Hadjis discuten sobre la canción como forma de arte. A lo largo de sus programas participaron músicos como Jorge Drexler, Luciano Supervielle y Loli Molina. Más adelante extendieron el proyecto a un grupo de whatsapp. El objetivo era organizar recitales y generar embajadores musicales que pudieran recibir a los artistas que viajaban a otro país para presentar su trabajo.

“Con Núcleo Distante te conviertes en un host de cada ciudad y suceden cosas lindas”, dice Núñez. Un claro ejemplo es el de El David Aguilar, que en setiembre llegó por primera vez a Montevideo para telonear el recital chilena Mon Laferte en La Trastienda. Núñez se movió para organizar un recital con entrada gratuita en la Sala Zorrilla, que se agotó. Y Aguilar aprovechó la oportunidad para cantar junto a los dos representantes uruguayos.

El último lugar de encuentro entre algunos de los músicos participantes del proyecto fue el festival Serenadas, que se celebró en los primeros días de enero en La Paloma. “Allí coincidimos Ezequiel Borra, Tó Brandileone, el dúo Ampresan y yo”, cuenta Aguilar. “Estuvimos de casualidad en La Serena, y fue muy lindo. Pasamos todo el día juntos y guitarreamos un montón”. En las redes sociales se pueden ver videos que muestran recitales improvisados en los que los músicos cantan con la playa de fondo. Hay imágenes de Aguilar cantando junto a Jorge Drexler y Mon Laferte.

Como una manera de celebrar la unión del grupo de whatsapp, se editó un disco con canciones, en su mayoría inédita, de todos los participantes

El primer disco de Núcleo Distante

Notas de voz: canciones que nos enviamos a nuestro grupo de Wasap fue editado a finales de noviembre está disponible en Spotify. Son 22 temas acústicos que resumen el buen momento de la canción latinoamericana.

Aunque es difícil afirmar que se trata de un disco conceptual -ya que las líneas narrativas de las canciones son diferentes-, sí hay una clara premisa que une a las canciones: su método de grabación. Todas fueron capturadas con el grabador de un celular y están arregladas con un acompañamiento mínimo, ya sea una guitarra acústica o un pian

Según explica Núñez, las canciones fueron grabadas “al aire”, en pocas tomas y aprovechando el silencio en el ambiente como recurso expresivo. “Es como estar escuchando al músico tocada en el living de tu casa”, comenta.

Así, el resultado de Notas de voz es un retrato honesto e íntimo de un músico y el acto creativo. Incluso, si uno se pone auriculares, puede sentir que es lo más cerca que puede estar al momento único que representa la creación. Lo que le aporta más frescura a esas grabaciones es que en algunos momentos de esta hora de canciones, se cuelan conversaciones de fondo, pájaros, pasos y hasta puertas que se abren y se cierran.

El álbum abre con “Subibaja”, de El David Aguilar, una canción basada en arpegios de una guitarra acústica y un voz casi susurrada que invita a relajarse. Este sentimiento perdura en todo el álbum y en esto coincide Núñez, que aportó la canción “Marinero”: “Al escuchar el disco de corrido te baja las revoluciones. No tiene grandes dinámicas de sonido, ni de fuerza, ni un volumen”.

“Para mí tiene algo encantador el hecho de enviar un tema grabado con el celular y directamente al grupo de whatsapp sin que pase por ningún otro lugar. Creo que este disco es algo noticioso porque no es una recopilación cualquiera”, dice Núñez.

Aguilar comenta están “muy contentos” de los comentarios que recibieron. Para continuar con el proyecto, el músico dice que está planeando grabar un segundo disco y organizar un festival en México, que permitirá que los músicos se encuentren por primera vez y tomarse una foto juntos. Y de paso van uniendo a la canción latinoamericana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)