CICLO

Noe Santana y Florencia Bonavita, dos voces a descubrir en "Canciones de otoño"

Las cantantes lanzaron sus primeros discos el año pasado, y se presentan esta semana en Sala Camacuá en un ciclo de grilla internacional

Noe Santana y Florencia Bonavita. Fotos: Difusión
Noe Santana y Florencia Bonavita. Fotos: Difusión

El festival Canciones de Otoño se planteó, desde su origen -y ya lleva cinco ediciones en Montevideo y una en Buenos Aires-, reunir la música de artistas jóvenes, en desarrollo, con las nuevas propuestas de otros de carreras más consolidadas. Y este año, entre los espectáculos de locales, el evento incluyen además de la veta solista de Coné Vecino (Vinilo, Amigos Inflables) a dos cantantes potentes que lanzaron primeros discos el año pasado: Noe Santana y Florencia Bonavita.

Canciones de otoño, que iba a realizarse en abril y que por la pandemia servirá para despedir el invierno y/o anticipar la primavera, irá de viernes a domingo en Sala Camacuá, en modalidad mixta: los shows de los uruguayos serán presenciales y los de los músicos internacionales se proyectarán vía streaming en las funciones.

Mañana viernes compartirá Noe Santana con el argentino Gustavo Jerez y La Lona; el sábado tocarán Coné Vecino y el brasileño Thiago Ramil; y el domingo, Florencia Bonavita y otro brasileño, Arthus Fochi, a la distancia. Todas las funciones son a las 21.00; entradas en Tickantel.

Tras 10 años al frente de la banda D’Mozar, con una propuesta entre el pop y el funk, la cantante Noe Santana emprendió un camino solista y el año pasado lanzó Bio, disco en el que refleja un lado más personal, a la vez que explora otra sonoridad.

“Las letras de Bio son más personales, de cómo yo interpreto el mundo”, dice a El País. “Y además está el tipo de música; a mí me caracteriza más el rock y ahora intento explorar libremente y encontrar mi propia identidad como artista”, sigue, y resalta esa libre exploración como algo fundamental para esta etapa que transita.

Florencia Bonavita también habla de La oscuridad y la luz, su ópera prima lanzada en 2019, como un trabajo muy suyo, casi autobiográfico. “En su momento, el hacer canciones y el cantar estaba muy vinculado al expresarme; era una manera de comunicarme sobre todo conmigo”, cuenta a El País. “Entonces son canciones bastante personales”, agrega y subraya que el álbum, que reúne temas de varios años, refleja “la polaridad de esta experiencia de ser humano, y cómo en muchas situaciones difíciles podemos encontrar la puerta para ir hacia lo iluminado”.

Tanto Santana como Bonavita tocarán con banda completa para hacer foco en esos discos e incluir novedades. Para las dos, Canciones de otoño marcará la vuelta a los escenarios tras la pausa de la pandemia, y la posibilidad de volver a tocar un material que estaba pensado para ser muy difundido en estos meses de inactividad cultural.

“La pandemia nos obligó a replantearnos el sentido de todo, el sentido de hacer música, de tocar”, dice Santana, que encontró en la virtualidad, en los espacios musicales que se generaron vía redes o streaming, “más espacio para participar y ser escuchada”.

En lo presencial, opina que hay más apertura en medios y festivales hacia nuevas propuestas, y que el foco ya no está puesto en “la novedad de la chica que canta en la banda”, sino que hay un respeto real hacia la música.

Bonavita, por su parte, celebra que “cada vez se escuchan más mujeres cantando su canción” y agrega que “se siente la apertura, estamos en ese proceso, porque hubo un trabajo fuerte de las mujeres que ya estuvieron antes”. “El tiempo que se viene es el de abrirnos a la energía femenina encarnada en mujer y más allá de la mujer, también. Viene un tiempo de reencontrarnos con atributos femeninos como algo que va más allá de mujer u hombre”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados