Marce Fontanini presenta mañana su primer disco solista

Noches bailables con perfil rockero

Escucha música todo el tiempo, camina por la calle grabando ideas con un celular aunque pueda parecerle loco a los demás (la famosa libretita ya prescribió), y si se tiene que definir elige el clásico término "trovador": así es Marcelo Fontanini, cantante de la veinteañera banda de rock Snake y ahora solista inmerso en el funk, género que marca su ópera prima, Marce Fontanini, y que se acentuará en un segundo trabajo que podría ver la luz en 2016.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Todas las influencias y gustos musicales del artistas se ven reflejados en el álbum.

Marce Fontanini fue publicado en 2014, pero el show de presentación anunciado para principios de diciembre tuvo que ser postergado por problemas de salud. "Pero fue mejor porque estoy mucho más preparado, la banda está consolidada, estamos más ensayados, la puesta en escena está mejor y me siento más seguro", reconoce a El País en medio de un ciclo íntimo que realiza en el boliche Hendrix Music Bar, donde se presentará mañana a las 22:00, el jueves 30 de abril y el viernes 8 de mayo a la misma hora.

Si no puede ver el video haga click aquí 

Este ciclo empezó el viernes pasado y le hizo notar que su disco rinde "muchísimo más en vivo" por la energía y el dinamismo propios que tiene el funk, género que le da "alegría, felicidad a la hora de interpretarlo, y en esta etapa es lo que quiero transmitir". Después de haber hecho un álbum debut que considera "casi experimental" —en el que incluyó un reggae o un carnavalito permitiéndose "un desliz"— descubrió que este ritmo le daba una comodidad absoluta, fácil de combinar con una faceta de intérprete de obras lentas y profundas, bajadas a piano (en Marce Fontanini ya incluyó "Feeling good", popularizado por Nina Simone). Su próximo disco, entonces, mezclará ambas propuestas.

Fontanini no tiene prejuicios para disfrutar ni para componer música bailable. "La meta de todos los cantantes es escribir la mejor canción posible; hay algunas que no dicen nada y a todo el mundo le encanta", señala, y asume que le gusta hacer cosas "profundas" pero también "frívolas", que funcionen como divertimento, que se puedan escuchar en el auto. "Yo lo siento tan natural que no me cuestiono nada", asegura, adoptando un perfil versátil y camaleónico.

"Una de las canciones más famosas de Snake, Suicida, se la escribí a mi abuela, que no tenía más ganas de vivir. Yo le vivía proponiendo cosas, que cocináramos —era chiquito— y ella de alguna manera se terminó suicidando, porque se fue dejando morir. Y cuando estás en un show y escuchás a todas las personas que cantan eso, te das cuenta que las letras son lo que nos une a todos, porque todos lo vivimos. Ellos no, pero también lo entendieron", ejemplifica.

El líder de Snake (que se presenta el 5 de junio en Bluzz Live junto a los argentinos de Cielo Razzo; que además tocará en Buenos Aires, Rosario, Santa Fe y Córdoba; que editará un álbum en la vecina orilla con sus mejores canciones y que prepara un nuevo trabajo para lanzar en Uruguay), el solista, el trovador, no siente que lleve a cuestas la mochila de ser "una cosa o la otra".

"Soy un cantante al que le gusta vivir la vida haciendo lo que siente y siendo feliz. La música que canto, la instrumentación, eso es secundario; lo importante es ser una voz desde un punto de vista social para reflejar lo que es ser joven en este país". Las situaciones cotidianas, lo que le cuentan sus amigos, lo que le toca vivir, allí está su vasta fuente de inspiración.

En Hendrix Music Bar, Fontanini se presenta con una banda conformada por Mape Bossio, José Machicote, Joel Capdevilla y Nacho Labrada, además de las coristas Camila Sapin y Mariana Labrada, incorporación que hace por primera vez y que le resulta muy divertida. El repertorio incluye todos los temas de Marce Fontanini, adelantos del nuevo disco y covers sorpresas, lo que conforma "un show muy enérgico, pum para arriba".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados