ENTREVISTA

Nguyên Lê trae la tradición vietnamita al Solís: "Quiero compartir nuestra identidad"

El guitarrista vietnamita se presenta esta noche, a las 20.00 en el Teatro Solís; antes charló con El País 

Nguyen Le. Foto: Reinhard Brinkmann
Nguyen Le. Foto: Reinhard Brinkmann

Esta noche, a partir de las 21.00, el Teatro Solís recibirá al guitarrista vietnamita Nguyên Lê. En el marco de una nueva edición del Jazz Tour, el músico vuelve a Montevideo para transmitir la tradición musical de Vietnam con la compañía de Quâng Ngo Hong (en instrumentos tradicionales) y Alex Tran (en batería y percusión).

A través de una fusión de universos musicales donde la música de Vietnam, el jazz y el rock dialogan por igual, la obra de Lê está centrada en la constante mezcla de estilos para ofrecer una propuesta original. Antes del show de esta noche (entradas en Tickantel), el guitarrista habló con El País.

—¿Cómo será tu show en Montevideo?

—Esta no será la primera vez que visito Montevideo porque ya toqué con otra banda hace seis años, pero esta vez estoy muy contento porque vengo con el Ha Noi Trío, que es un proyecto muy importante para mí porque permite mostrar cómo un pequeño país como Vietnam se ha desarrollado tan rápido y además muestra la relación que puede suceder en cada país pequeño entre la tradición y la modernidad. Nuestro foco está en la música de Vietnam, pero al mismo tiempo puede ser entendido por cualquier persona, especialmente por los que yo llamo "países pequeños".

—¿Cómo recordás tu primera experiencia en Montevideo?

—La gente estaba interesada porque ya tocábamos música especial, no un jazz irregular americano. Es importante tener en cuenta que en Vietnam  tenemos mucha música que se puede expandir por el mundo. Lo que quiero hacer no es solamente mostrar nuestra identidad, sino que compartirla. Con esto me refiero a poder hablar con palabras que todos puedan entender porque hay una música folclórica muy fuerte con mucha identidad, pero que solo es comprendida por la gente local. Con mi música quiero mantener nuestra identidad, pero a la vez que sea universal y que todos puedan reconocer elementos en ella.

—En una entrevista decías que una forma de que la gente pueda comprender los sonidos de Vietnam es a través del uso de la escala pentatónica. 

—Exacto, ese es un buen ejemplo. La pentatónica es una escala que se utiliza en todo el mundo, pero cada cultura la toca de una manera distinta. Es gracioso porque son las mismas notas, pero si vas a un piano y tocás solamente las notas negras, vas a poder sonar chino, vietnamita o africano. Siempre son las mismas notas, así que es un buen ejemplo de la universalidad de la que estamos hablando.

—Claro, todo depende de la manera en que las tocas.

—Exacto, porque en ese momento es donde se genera la identidad de cada país. Para un músico es muy importante entender esto porque hay mucha música más allá de las notas; una nota es solo un tono, pero a partir de ahí hay miles de posibilidades. Hay ornamentos como el vibrato, pitch bending, los cuartetos que definen la identidad de cada cultura.

—En tus discos Miracles, Tales from Vietnam y Fragile Beauty está muy presente la mezcla del sonido vietnamita con elementos del jazz y del rock. ¿Cómo surgió tu interés por mezclar estos universos musicales?

—Vengo trabajando con estos sonidos desde 1990, con mi primer disco solista, Miracles. Ha pasado un largo camino en estos años y no puedo decir que lograrlo fue fácil ni natural. Llevó mucho esfuerzo porque antes de crear este sonido tuve que estudiar diferentes estilos de la música vietnamita. Además de eso, tuve que estudiar distintos ritmos y los diferentes conceptos de cómo sentir el groove. Es muy interesante porque cuando no estás acostumbrado a ritmos tan diferentes puedes perderte de manera muy fácil. Para aprender bien, lo primero que necesitás es olvidarte de todo lo que aprendiste y seguir la corriente al momento de tocar.

—Antes de empezar a tocar música de Vientam escuchabas a Jimi Hendrix y a Deep Purple. ¿En qué momento comenzó tu interés por la música de Vietnam?

—Mi interés por la música de Vietnam comenzó cuando empecé a cuestionarme cuál era mi propia identidad y qué podría traer de nuevo con mi música. Cuando estás comenzando tu carrera y grabás tu primer álbum, necesitás tener la ambición de tratar de cambiar el mundo con tu músico.

—Naciste en Francia, pero tus padres son vietnamitas. ¿Visitas seguido Vientam?

—Hace ocho años que visito Vietnam al menos tres veces por año, porque empecé a meterme en la comunidad musical de allá. Ahora tengo varias ofertas de tocar y estuve hace un mes para tocar un proyecto bastante ambicioso que se llama Overseas, que será mi próximo álbum. Incluye 20 artistas y plantea una mezcla de músicos tradicionales con otros de hip-hop, jazz, beatbox, bailarines contemporáneos y artistas de circo. Es importante para el país poder mostrar que necesitamos algo que mezcle las raíces que nos mostraron nuestros padres, y al mismo tiempo ser universales y mirar al futuro.

—Escuché tu disco Celebrating the Dark Side of the Moon, donde versionás el disco más importante de Pink Floyd junto a la NDR Bigband y Michael Gibbs, e incluís nuevas composiciones. ¿Cómo surgió la idea de ofrecer una nueva lectura del disco?

—Fue divertido porque al principio la NDR Bigband me llamó solamente para ser la guitarra solista del proyecto, mientras que Michael Gibbs se iba a encargar de todos los arreglos. Yo les dije que estaba encantado, pero lo que más me gustaría sería poder escribir arreglos. La mejor manera de tocar música, aunque no sea tuya, es escribiéndola (se ríe). El director de la Bigband aceptó y probamos con "Money", y como le gustó mucho al final terminé escribiendo los arreglos de casi todas las canciones. Me gustó poder mostrar mi amor por la música de Pink Floyd y, de cierta manera, reprocesarla. Para mí, Pink Floyd, Jimi Hendrix y la música de Vietnam son lo mismo: si quiero tocarlas, antes tengo que hacerlas mías.

—Volviendo al show de esta noche en Montevideo, Quâng Ngo Hong va a tocar instrumentos tradicionales. ¿Cómo podrías definirlos para que el público sepa con qué se va a encontrar?

—Su instrumento principal es Đàn Nhị, que es como un violín chino, pero que no se sostiene de manera horizontal como en la manera occidental, sino que es vertical y tiene dos cuerdas. No tiene trastes y es muy simple de tocar, pero a la vez muy expresivo. Además él canta y aprendió varios estilos específicos de ciertas minorías de Vietnam. Lo interesante es que tiene una técnica especial de cambios de octavas, así que alcanza un tono muy único y hermoso. Por otra parte, también toca el Đàn Môi, que ofrece distintas personalidades de este instrumento simple del interior de Vietnam.

—¿Qué debe esperar el público de tu show en el Teatro Solís?

—Espero que la gente sienta nuestra música con nuestras raíces y sus emociones. Al principio puede sonar especial para el público porque no es el clásico sonido de jazz americano, pero les aseguro que más adelante, y dejándose llevar por la emoción, van a poder sentir todo lo que queremos expresar. El objetivo de cada artista es crear algo que sea más hermoso y grande que el artista. Eso es lo buscamos con nuestra música y espero que la gente pueda sentirlo y dejarse llevar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
    Max caracteres: 600 (pendientes: 600)