Show

Natalie Pérez y Ángela Torres: el sonido pop de las nuevas estrellas argentinas

Las cantantes y actrices actúan el sábado por primera vez en Montevideo

Ángela Torres y Natalie Pérez
Ángela Torres y Natalie Pérez

Los 12 años de diferencia que las separan no son una sombra para la cantidad de puntos en común que hay entre las dos. Son actrices, son cantantes, son dos de las caras más exitosas de la nueva televisión argentina, las marcas las eligen para promocionar sus productos, los adolescentes las toman como modelos a seguir, los boliches las incorporan a sus repertorios, y sus improntas desfachatadas y auténticas las alejan del lugar de estrellas y las convierten en figuras más cercanas, familiares.

Bien pensado, Natalie Pérez y Ángela Torres —que el fin de semana estuvo en la Costa de Oro, paseando por la playa y haciendo compras en el supermercado— podrían ser hermanas. No lo son, pero son compañeras, más allá de sus 12 años de diferencia (la primera tiene 31, la segunda 19) de una camada que está renovando al mundo del espectáculo argentino. Como Lali Espósito, como Tini Stoessel, como Jimena Barón, Oriana Sabatini o la China Suárez, la suma de talentos —el combo siempre efectivo de canto más baile más actuación— las convierte en una apuesta segura para productores y directores, que saben que en ellas pueden encontrar no sólo a alguien a la altura de sus necesidades, sino también a alguien con mucha llegada con la audiencia. Y eso es clave.

Pérez y Torres, que podrían ser hermanas pero no lo son, son chicas populares y como Barón, Espósito o Stoessel (aunque el caso de esta última es más discutible), chicas dispuestas a luchar por sus sueños. Chicas que crecieron en una época marcada por la exagerada esperanza impartida por los contenidos de Cris Morena, y por ese impulso constante de seguir nuestros/sus propios objetivos, sin importar lo adverso del panorama.

En esa búsqueda están Pérez y Torres, que el sábado a las 21.00 cantarán en La Trastienda, en un show pop para el que hay entradas en Red UTS. Cada una con su banda mostrará su propuesta (se sabe que Pérez presentará más temas propios, y que el show de Torres incluye varias versiones en inglés), aunque habrá instancias para cruzarse y compartir.

NATALIE PÉREZ

Una estrella

Al otro día de actuar en La Trastienda, Natalie Pérez podría subir a un estrado, con un discurso preparado o con la voz quebrada, o tal vez con una risa nerviosa, para recibir el que sería su primer Martín Fierro. La composición que hizo de Carla Estrella para la telenovela Las Estrellas, que aquí se vio por La Tele, la tiene compitiendo por el galardón de mejor actriz protagonista de ficción diaria, mano a mano con su compañera de ficción Violeta Urtizberea y con Eleonora Wexler, por en Amar después de amar y Golpe al corazón, que fueron por Monte Carlo.

En Las Estrellas, Pérez tuvo su primer protagónico en horario central, y con él la posibilidad de desarrollar en profundidad un personaje conflictuado, tierno pero caprichoso, que le permitió lucirse. Ya había tenido en televisión algunos papeles interesantes, sobre todo en Esperanza mía y en Graduados, pero secundarios.

También había mostrado sus condiciones como bailarina en una participación concreta en Bailando por un sueño, y sus dotes de cantante en varias producciones musicales. La última fue Peter Pan. Todos podemos volar donde, como en Esperanza mía, compartió elenco con Ángela Torres.

Ahora, tras el éxito de Las Estrellas y con un proyecto para Fox junto a Adrián Suar en camino, Pérez apuntó la mira hacia su carrera de cantante solista, y lanzó dos canciones que serán parte de un disco que editaría antes de fin de año. Son la cumbia “Algo tiene” y el tema de raíz folclórica “Lluvia”, que tiene un clip filmado en costas de Maldonado, y la muestran correcta, fresca y sobre todo carismática.

Ángela Torres

Simona o Ángela

Aunque por estos días lo único que parece importar de Ángela Torres es si está o no de novia con el uruguayo Agustín Casanova, la chica de 19 años tiene toda su concentración puesta al servicio de su primer protagónico en horario central, Simona, que como le pasó a Pérez con Las Estrellas, es de la mano de Pol-ka. La telenovela, que no se está emitiendo para Uruguay aunque muchos se las ingenian para seguirlas por internet, la encuentra como la empleada de una familia adinerada, que sueña con ser cantante, está enamorada de un imposible y no quiere saber nada de su madre biológica que, por supuesto, está más cerca de lo que ella imagina. La suma de clichés incluye más cosas.

Y Torres, que también se lució en Bailando por un sueño y está haciendo en paralelo carrera en el cine —fue la versión más joven de Gilda en Gilda, no me arrepiento de este amor, fue lo mejor de la mala Los padecientes y dicen que está muy bien en Un viaje a la luna, que por ahora no tiene fecha de estreno acá—, sueña, como Simona, con cantar.

En la ficción lo hace cada vez que puede y también lo hará en el teatro, en el contexto de esa misma historia, pero espera poder desarrollarlo con mayor énfasis con su nombre propio. Hasta ahora, tiene un par de singles propios —“Vueltas al reloj” y “La vida rosa”—, con un sello pop que deja en claro cuáles son sus referencias e intenciones, así como su transición de estrella teen a mujer más madura. Es, de este grupo de actrices cantantes, una de las más talentosas.

Aunque sus miles de seguidores ahora son más que nada adolescentes, las caras de estas chicas se volverán cada vez más visibles, y sus voces cada vez más presentes en la radio. Son la nueva imagen de una camada argentina de perfil bajo, porte de chica normal y ganas de abarcarlo todo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º