SALA ZITARROSA

Músicos al rescate del candombe y la canción

Los Cuerpos y La Candombera, el sábado en la Zitarrosa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luzardo formó La Candombera cuando se fue a vivir a Barcelona en 2001. Foto: Difusión

Los músicos de estas dos bandas se han cruzado en varios escenarios por distintos motivos, sobre todo para zapar, pero ahora aprovechan un festejo para dar un show doble en el que habrá interacción. El sábado se celebra en Uruguay el Día de la Música y, en ese marco, Los Cuerpos y Alejandro Luzardo con La Candombera estarán desde las 21.00 en Sala Zitarrosa.

Hay entradas en venta en Tickantel y boleterías de la sala a 350 pesos, y el show tendrá una previa a cargo de una cuerda de tambores, lo que será al aire libre en la Plaza Fabini.

"Lo que hace Alejandro siempre me gustó pila porque tiene un color diferente del candombe. Y la propuesta nuestra también va por otro lado, pero en un punto se juntan", señala Hernán Peyrou, quien está al frente de Los Cuerpos, sobre este cruce que se dará el próximo sábado.

Ese punto en común tiene que ver con "el encare de canción" como unidad y con que es lo que hacen "música uruguaya". Pero también con el candombe, que en La Candombera (que cada miércoles se involucra en una jam de candombe en El Tartamudo) está presente al cien por ciento y en Los Cuerpos se hace su lugar.

Peyrou, Luzardo y músicos como los hermanos Ibarburu, Nacho Mateu y tantos otros que vienen del carnaval, por ejemplo, son parte de una ola perseverante de artistas que buscan darle al candombe un lugar mucho más protagonista a nivel de la música nacional del que ha tenido hasta ahora, con encares distintos pero con una misma idea final. La clave está, coinciden los músicos, en encontrar una versión propia de un lenguaje que es único, lo que hace que la fusión sea el recurso más destacado.

"Cada vez hay más espacios donde mostrar el candombe. Hay bandas emergentes, hay jams, pero por otro lado todavía no tiene el lugar que tendría que tener. Es la música que nos representa, de los pocos ritmos autóctonos y es una ínfima parte de la población la que lo escucha", asegura Peyrou.

"Están pasando cosas, es indudable", aporta Luzardo, "y eso es lo que nos compete a nosotros como músicos: generar propuestas, darle vida al candombe. Porque podemos caer en quejarnos, pero lo importante es que el candombe se abra paso por sí mismo por el peso de la música". Para él, el candombe va a seguir en su avance lento en la medida en que haya un producto de calidad que, claro, tenga visibilidad y encuentre espacios.

Para Peyrou, lo reflejado en las canciones que aparecen en su banda está construido "desde la panza". "Pero por otra parte nunca lo terminás de construir porque siempre estás cambiando, conociendo música nueva e influencia", dice. En el caso de Luzardo, que acaba de ganar el Graffiti a Mejor Álbum de Candombe Fusión por Candom Bebop, su historia con el candombe viene de lejos.

Empezó a tocarlo acá y en 2001 se fue a probar suerte con este ritmo uruguayo a Barcelona, donde La Candombera fue tomando forma. "Y el hecho de estar yendo y viniendo me dio la posibilidad de estar siempre en contacto con la realidad de acá, donde estaba todo el mundo picando piedra con el tema del candombe, que todavía lucha por abrirse paso", cuenta.

"Yo tengo el compromiso de generar esta propuesta para que, cuando haya ese espacio, tener el contenido", dice. "Lo que nos toca es hacer cosas nuevas y ametrallarlos con música", comenta entre risas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)