ENTREVISTA CON JULIÁN VAT

“La música de Piazzolla es un género en sí misma”

El músico uruguayo, director musical del Quinteto Piazzolla, fue entrevistado por El País antes de su presentación en el Teatro Solís

Julián Vat
Julián Vat, un uruguayo que regresa al frente de una agrupacion musical histórica. Foto: Difusión

Es uruguayo, se fue de este país siendo muy chico, y hoy es el director musical del Quinteto Piazzolla, el conjunto oficial que trabaja en preservar la música del gran compositor marplatense. Ahora llega en el marco de una amplia gira, para presentarse el martes 12 de marzo a las 21.00 en el Teatro Solís, con Revolucionario Tour. Entradas en Tickantel, desde $ 750 a $ 1800.


-¿Qué destacarías de Revolucionario Tour?

-El concierto contendrá alguna obras de Piazzolla de muy escasa ejecución, aunque sí de una gran belleza y hondura, como el ignoto “Retrato de Milton”, dedicado a su colega brasilero o “Retrato de Alfredo Gobbi”. Dentro del género no faltarán momentos más aguerridos, como “Tanguedia”, y algunas composiciones más relacionadas con su aspecto clásico, como “Fuga y Misterio”. Por último el jazz, música que también define su estilo, se verá representado a través de piezas como “Años de Soledad”. En definitiva, trataremos que las facetas más salientes de su obra estén presentes en este concierto en el Solís.

-¿Sentís que en Argentina o Uruguay al tango se lo valora menos que en otros países?

-Sin duda nadie es profeta en su tierra. A Piazzolla le llevó 60 años ser reconocido en Argentina, sin embargo y por suerte, contaba con un reconocimiento indiscutido en el exterior. Y el tango, como expresión genuina del Río de la Plata, cuenta con miradas más atentas en otros parajes. Pero no hay duda que el tango nada tiene que envidiarle a géneros como el jazz o el flamenco, por citar algunos. Ni en su compleja armonía, ni en su belleza melódica, su poesía o su riqueza rítmica.

Julián Vat
Julián Vat. Foto: Difusión

-Con el Quinteto Piazzolla ustedes hacen todo un trabajo para dar a conocer también lo menos difundido de su obra.

-Cuando me convocó en 1999 Laura Piazzolla, le propuse generar un quinteto con objetivos que excedían lo profesional, por ponerle un título, y que abarque el estudio y análisis de la obra del maestro. También que el ingreso a la formación fuera por concurso abierto. Y entre los requisitos, solicitábamos una empatía o admiración, como es mi caso, de la obra de un creador que consideramos único. Todo eso además, lógicamente, de la excelencia musical inevitable, así como el dominio de los distintos lenguajes que componen su música. Esta línea, con más y con menos, tratamos de sostenerla durante todo nuestro recorrido, y actualmente, habiendo terminado recién la grabación de nuestro tercer CD, podemos decir que músicas tan poco transitadas, como “Imágenes 676”, “Tango para una Ciudad”, “Nuestro tiempo”, “Camorra III”, “Vayamos al diablo”, por citar sólo algunas, ya son parte del catálogo.

-¿Sentís que hay muchos estilos en Piazzolla?

-Él es una simbiosis única, porque también su vida lo fue. Nacido en Mar del Plata, viviendo su niñez en Nueva York, con formación académica que desarrolla con Nadia Boulanger en Francia. Sin olvidar que la vida de Piazzolla siempre ha sido de lucha y contracorriente. Ese cocktail, más su talento indiscutido, quizá explique por qué la música de Piazzolla es un género en sí misma.

-Vos naciste en Montevideo.

-Nací en Montevideo, vivíamos en San Martín y Garibaldi. Mi familia vivió allí cinco años, pero yo nací tres meses antes de terminarse esos cinco años. O sea que mis recuerdos de Uruguay pertenecen más a mis visitas posteriores, desde niño. Y tampoco consideré que las distancias verdaderamente existieran. Luego, felizmente mi actividad me ha permitido visitar Montevideo en innumerables ocasiones, con distintas propuestas propias o ajenas. Y siempre rescato la cultura y sapiencia de su gente, con el deseo de que no ocurra lo que uno percibe en Argentina, respecto al deterioro implacable del conocimiento, y la cultura como valores esenciales del ser humano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)