MÚSICA

La música de un pianista israelí en Montevideo

Idan Raichel estará el próximo sábado en el Auditorio del Sodre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Idan Raichel. Foto: Commons

En 2009 el pianista Idan Raichel llegaba a Uruguay al frente de un grupo llamado The Idan Raichel Project, que se presentaba como uno de los más importantes de la cultura israelí. Fue el Teatro Solís en el que recaló en el marco de aquella primera gira latinoamericana, que le sirvió para contactar su música de fusión con los ritmos de esta parte del mundo.

Poco después volvió a Punta del Este, y dijo que le gustaría grabar con Ruben Rada.

Ahora Idan Raichel vuelve a Uruguay, pero lo hace solo para tocar el piano con invitados, en un concierto promovido por la Fundación Tzedaká Uruguay. Será el próximo sábado 12 a las 21.00 en la sala mayor del Auditorio Nacional del Sodre, y las entradas están en venta en Tickantel y boleterías del lugar entre 600 y 3.500 pesos.

"Concierto de piano con invitados" es el sobrio título con el que se anuncia la vuelta de este productor, tecladista, compositor e intérprete de fama mundial, reconocido por una propuesta artística que recorre los caminos del jazz, la electrónica y los géneros provenientes de distintas etnias, y la fusión con el pop y otros estilos.

Eso llevó a Raichel a ser considerado el principal músico israelí en la actualidad, y el que más alcance ha tenido. El pianista tocó para el presidente estadounidense Barack Obama en la Casa Blanca, en la entrega del Premio Nobel de la Paz en 2010 y en algunos de los principales escenarios del mundo.

Su trabajo fue calificado como "una llamada clara para el diálogo entre civilizaciones" por El País de España,

Para esta presentación en el Auditorio, Raichel estará acompañado de cuatro músicos y el objetivo será presentar el disco At the Edge of the Beginning, que es su primer disco solista y fue lanzado este año. De los invitados que se anuncian, no se ha revelado ningún dato.

"Estoy orgulloso de llevar la música de Israel al mundo y la música del mundo a Israel", dijo hace algunos años el israelí a El País, en una de sus visitas.

"El rol del arte es darle otra dimensión a nuestra realidad. Podemos hacer arte por entretenimiento, pero el arte en sentido profundo es otra forma de ver la realidad. La música también puede ser la banda sonora de nuestra sociedad", comentó en aquella oportunidad, y aseguró que con su proyecto colectivo había recibido el elogio más lindo por parte del New York Times, que calificó al proyecto como la banda sonora de Israel. Ahora viene en otra versión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados