CAMACUÁ

Música que nació de noche y sale al mundo mañana

Luciana Mocchi presenta su disco en la Sala Camacuá.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Difusión

Luciana Mocchi gastó el dinero que no tenía para grabar su primer disco, La velocidad del paisaje: vendió sus pertenencias, comió básicamente arroz, sufrió el proceso y parió ese primer trabajo con sudor y seguramente alguna lágrima. Aprendió así todo lo que no tenía que hacer para Mañana será otro disco, este segundo trabajo que presenta mañana a las 21:00 en Sala Camacuá (entradas en Tickantel a $ 250).

El proceso esta vez fue totalmente diferente, casero y mano a mano con su amigo y productor Esteban Pesce. Lo de casero es literal: grabaron un poco en cada casa, con los equipos que compró con el dinero que cobró por ser telonera de Paul McCartney en 2014. Hoy, confiesa, no repetiría esa experiencia: para ella la música es otra cosa, no decir que sí sólo por el dinero.

"Ahora trabajé con la gente que trabajo siempre, nos aliamos con amigos que hacen otras cosas, y para mí la calidad de sonido es muy superior al anterior", afirma ahora Mocchi, y tiene toda la razón.

Además del buen sonido y de buenas canciones, hay invitados de primer nivel entre los que resaltan Fernando Cabrera y la violinista Christine Brebes, quien ha grabado con Charly García (entre otros). "Todos lo grabamos jugando", agrega sobre el proceso.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

"En este disco hay como tres familias de canciones: un tema nuevo, otros que vienen de una misma época, y dos que son de cuando éramos jóvenes", comenta entre risas Pesce. "Él quiso, yo no quería", explica Mocchi, para quien este disco está unido por la nocturnidad (hay mucho de lo que compuso mientras trabajaba en un diario chino, de noche), y le costó agrupar esas composiciones más viejas bajo esa temática.

Al final todo fluyó, y el resultado los dejó a los dos más que conformes. Con este nuevo repertorio Mocchi toca mañana en la Camacuá, después de un par de años con mucha actividad más que nada en Argentina, donde ya tiene su propio público. Acá todavía está conquistando el territorio, y afirma tajantemente que en cuanto a la convocatoria, haber teloneado a McCartney no le cambió para nada.

"Pero hace como dos años ya que vivimos de esto. Nos cagaremos de hambre, pero los dos lo elegimos y aceptamos vivir así. Tuvimos la suerte de poder comprar equipos de producción, y los compartimos con gente: está en vos grabar un disco, lo que me diferencia a mí es que me pude comprar cosas", dice Mocchi, con un mensaje optimista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)