música - entrevista con roger hodgson

"La música es una industria de servicios"

El cofundador de la banda Supertramp, Roger Hodgson, reconoció que la música cambió mucho desde la época donde el grupo triunfó y explicó que en la actualidad puede considerarse como una "industria de servicios".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Para Hodgson, la música moderna se convirtió en algo muy banal. Foto: Wikipedia.

Roger Hodgson ya no llena los estadios y ni siquiera usa el nombre de su vieja banda, Supertramp, pero eso no le molesta. La música, dice, debe ser vista como una industria de servicios.

Los británicos Supertramp rompieron en 1979 récords de asistencia en sus conciertos en muchos países, durante una extravagante gira para promover el álbum Breakfast in America, que incluía el gigantesco éxito "The logical song":

THE LOGICAL SONG

Si no puede ver el video, haga click aquí

Pero Hodgson, conocido por buscar la reflexión espiritual en su música, abandonó la banda cuatro años después diciendo que quería retirarse de la industria de la música y tener una familia en California, en el oeste de Estados Unidos.

Mientras el otro líder del grupo, Rick Davies, seguía actuando para Supertramp, Hodgson ha estado de gira continuamente --aunque sin grandes aspavientos-- durante los últimos 15 años. Y dice que se siente más cómodo en los escenarios pequeños.

"Para ser honesto, no le presto mucha atención a lo que está pasando en la música o en la industria del entretenimiento", dijo a la AFP en medio de su última gira, que comenzó en Alemania e incluye 14 fechas en Canadá, donde Supertramp ha sido particularmente popular.

"Yo veo mi trabajo de una forma muy distinta. De hecho, pienso en la música como una industria de servicios", dijo.

"Hoy en día, la vida no es fácil para la mayoría de la gente. Todos nos estamos enfrentando a importantes desafíos en nuestras vidas personales y en general. Ofrecerle a la gente una pausa de dos horas es un verdadero servicio".

Hodgson, de 65 años, dijo que el modelo de negocios de su época --cuando una discográfica invertía en un artista con la esperanza de que tuviera éxito-- ha colapsado y que ahora los sellos disqueros quieren beneficios inmediatos.

"Así que, básicamente, tenemos estos shows estilo 'American Idol' y muy poca cosa más", dijo.

La música moderna.

Respecto a la música contemporánea, "no hay nada que toque mi corazón ni mi alma, o que me toque de ninguna manera, para decir la verdad", dijo Hodgson.

"Es todo muy promedio y banal y, desafortunadamente, el foco está puesto más en convertirse en una estrella y ser famoso que en ser un artista", añadió.

En contraste, Hodgson ha usado la música para explorar la naturaleza de lo divino en canciones como "Even in the Quietest Moments", "Babaji" y "Lord Is It Mine", que comienza con la línea "Sé que hay una razón por la que necesito estar solo".

Hodgson dijo que, para él, la música es una forma de abordar los temas sobre los que reflexionaba en su internado inglés: "Lo que ellos me enseñaron sobre Dios no tenía sentido".

"Yo no era el tipo de compositor que se sentaba y pensaba sobre qué escribir. Estas canciones llegaron de un lugar muy puro dentro de mí. Son yo, expresan mis reflexiones, mi alegría, mi anhelo de amor, mi anhelo de conocer a Dios", indicó.

La ira.

Los fundamentos espirituales de su música ayudan a explicar la furia de su excompañero de banda Davies, sobre quien no mide palabras.
Hodgson insiste en que, cuando se separaron, tuvieron un acuerdo de caballeros según el cual Davies seguiría actuando como Supertramp siempre y cuando no tocara las canciones escritas con Hodgson.

Pero Supertramp, bajo el liderazgo de Davies, toca rutinariamente los grandes éxitos de la banda y volverá a los escenarios este año con una gira europea.

Hodgson dijo que ya no le habla a Davies y dice que la actual Supertramp es el equivalente a una banda de "covers".

"Hay tanto amor por Supertramp, y saber que mis canciones y yo creamos ese amor... es difícil ver que abusan de esto", dijo Hodgson.
"Él tiene los derechos del nombre (de la banda), así que él básicamente puede poner a cuatro plomeros a tocar y salir de gira y llamarlos Supertramp, y eso es básicamente lo que ha hecho".

No obstante, Hodgson está seguro de haber tomado la decisión correcta. Abandonar los focos le permitió "encontrar de nuevo (su) propia brújula interna".

"Estoy cantando mucho mejor, porque me siento mejor internamente", precisó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados