julio césar huertas

Música que cautiva a pesar de los percances

La Filarmónica presentó en su primera parte el hermoso y tan poco frecuente "Concierto nº 10 para dos pianos" de Mozart, siendo los solistas el pianista francés Jean Philippe Collard y la pianista argentina Marcela Roggeri.

Para el especialista en la obra mozartiana Bernhard Paumgartner este concierto es más maduro, más libre y técnicamente más comprometido que el de tres pianos (K 242).

El acompañamiento orquestal es sencillo; Mozart, con medios muy simples, consigue efectos sonoros sutiles que se ven reflejados particularmente en el clímax intimista del segundo movimiento.

Al igual que en el concierto del 17 de junio del año pasado, cuando Elida Gencarelli y Eduardo Alfonso interpretaron dos conciertos de Bach a dos pianos, volvió a ocurrir el mismo percance: los instrumentos no tenían la misma paridad de sonido.

Es imprescindible que cuando se programan conciertos a dos, tres o cuatro pianos los instrumentos deben tener la misma o muy parecida calidad sonora. En primer lugar el piano que se le asignó a Roggeri no tenía la misma potencia sonora del de Collard. A esto agregamos la diferencia de touché entre los dos solistas, pues la primera tiene un sonido aterciopelado que contrasta demasiado con el modo incisivo de tocar del segundo. La versión que ofrecieron en líneas generales fue correcta, aunque hubiéramos preferido que en el rondó final no se entusiasmaran tanto con la velocidad, pues pasó de ser un Allegro a un Presto.

La orquesta acompañó discretamente, con algunos desajustes de los vientos. En la segunda parte se escuchó la "Séptima Sinfonía" de Beethoven.

La concepción estilística que Del Pino le dio a esta sinfonía es discutible. Hubo pasajes mejor logrados que otros pero a diferencia de otras oportunidades, esta versión no convenció.

Seguimos insistiendo en que Del Pino debería tratar de no exagerar con la géstica, pues eso distrae mucho la atención del público. Nuevamente se notaron problemas con los vientos, tal vez faltaron ensayos. No obstante estas vicisitudes el público aplaudió con entusiasmo, pues por sobre todas las cosas la música de Beethoven sigue cautivando.

Orquesta Filarmónica de Montevideo

Director: David del Pino.

Solistas: Jean Philippe Collard (piano) y Marcela Roggeri (piano).

Lugar: Teatro Solís. Fecha:13 de octubre.

Programa: Concierto nº 10 para dos pianos y orquesta Köchel 365 de Wolfgang Amadeus Mozart y Séptima Sinfonía op.92 de Ludwig van Beethoven.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)