Crítica

La música del auge y la caída de dos cantantes

Se editó la banda sonora de la nueva Nace una estrella

Nace una estrella
Bradley Cooper y Lady Gaga, dos estrellas

Nace una estrella es una franquicia recurrente en Hollywood. La nueva versión -con Lady Gaga y Bradley Cooper, quien además dirige- es la cuarta aunque generaciones más recientes recuerden la de Judy Garland y James Mason y la Barbra Streisand y Kris Kristofferson; la primera, para que quede en actas es de la década de 1930 y la protagonizaron los hoy olvidados Janet Gaynor y Fredric March.

La historia es conocida: es un melodrama sobre la caída de un cantante y el ascenso de su protegida.

Es una comedia musical, claro, y eso ha permitido extender el éxito del cine, a la industria de la música. Esta cuarta versión -que en Uruguay se conocerá dentro del Monfic, el festival de cine de Movie que empieza el jueves- tiene la voz femenina de Lady Gaga, una estrella a nivel de Garland y Streisand. El disco, que acaba de editarse y está disponible en los servicios de streaming, está a la altura de una película que se estrenó en el festival de Venecia y nació con pretensiones de Oscar.

La banda sonora incluye 34 pistas de las cuales 15 son diálogos de la película, en la misma modalidad de los discos de las películas de Tarantino. Eso permite, más o menos, escuchar el disco como un relato que va haciendo avanzar en la historia.

Así, el disco comienza con los sonidos country rock de grandes estadios que hace el personaje de Cooper, se empieza a colar Lady Gaga a través de unas grandes baladas a dúo y, todo desemboca en los ritmos más modernos propios de Gaga. Es una gran cantante y acá está en su punto perfecto, con algunos vínculos estilísticos con Joanne, su último disco.

En algunas de las composiciones participan Lukas Nelson, hijo de Willie Nelson, y Jason Isbell de los Drive By Truckers, dos experimentados autores de una música muy cercana a la del personaje de Cooper.

Más allá de que muchas veces los intermedios con diálogos pueden distraer, la banda de sonido de A Star is Born es una gran colección de canciones de géneros varios y melodías sentidas. Los duetos entre Gaga y Cooper son muchos y siempre funcionan. Solo queda esperar una película que, encima, llega con un montón de elogios.

Y sí, los clásicos nunca mueren.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º