LUTO

Murió el músico Florian Schneider, cofundador de Kraftwerk, a los 73 años

Florian Schneider, el cofundador de la banda alemana Kraftwerk falleció a los 73 años a causa de un cáncer; el músico había dejado el grupo en 2009

Kraftwerk en vivo. Foto: Getty Images.
Kraftwerk en vivo. Foto: Getty Images.

Florian Schneider, cofundador del grupo alemán Kraftwerk, murió a los 73 años, según confirmó la discográfica Sony al diario The Guardian. El medio británico también informó que, en realidad, el artista había fallecido hace una semana, víctima de un cáncer, y tuvo un entierro privado.

Junto con Ralf Hütter, Schneider fue responsable de la creación del grupo pop y tecno más influyente de Alemania. El músico había abandonando Kraftwerk en 2009, tras casi 40 años de carrera en los que grabó discos revolucionarios como Autobahn, Radio-Activity, Trans Europe Express y The Man Machine.

Nacido en 1947 en Düsseldorf, Schneider empezó su trayectoria colaborando con varios grupos de su ciudad, hasta que se juntó con Hütter para dar vida al grupo Organisation, primero, y a Kraftwerk, después. El músico tocaba la flauta, el violín y la guitarra, pero pronto empezó a interesarse por la electrónica y los sintetizadores. Luego tres discos realizados por el dúo, Autobahn, supuso la consagración de Kraftwerk y se terminó convirtiendo en el primer acontecimiento verdaderamente popular de la música popular.

Fue ese disco de 1974 donde el grupo —ahora acompañado de Karl Bartos y Wolfgang Flür— terminó de definir su propuesta. Mayoritariamente electrónica, la canción que daba nombre al álbum —y que ocupaba toda la cara A del vinilo original— se inspiraba en un viaje de carretera por Düsseldorf. Con unas armonías vocales que recordaban al sonido de los Beach Boys —especialmente “Fun, Fun, Fun”—, el sonido se completaba con una batería electrónica, sintetizadores, la flauta de Schneider y ruidos de motores. Todo un viaje musical.

Es a partir de este disco que también se termina de cerrar la imagen que definiría a Kraftwerk, un aspecto tan importante como su música. Los alemanes tenían la capacidad de completar la experiencia de su obra con un concepto y una imagen bien definida que se diferenciaba, a la vez que se relacionaba, con cada lanzamiento.

Trans-Europe Express, de 1977, retoma la idea del viaje, pero esta vez se centra en un ferrocarril que atraviesa París y Viena hasta llegar a Düsseldorf. El tema que da nombre al disco se centra en un ritmo traqueteante que entrelaza voces construidas con vocoder y elementos sinfónicos.

El disco más exitoso del grupo es The Man-Machine, de 1978. De la mano de “The Model”, que terminaría convirtiéndose en un éxito pop, el cuarteto analiza la vida del ser humano en un mundo cada vez más industrial y deja grandes momentos como “Robots”, “Metropolis” y “Man Machine”.

La influencia del grupo es fundamental el synth-pop de los ochenta, un género que tuvo a Depeche Mode, The Pet Shop Boys y Human League como referentes. También inspiraron el sonido de grupos como New Order, y su música está presente —a través de un sample de "Trans-Europe Express"— en “Planet Rock”, de Afrika Baambataa, un tema fundacional del hip-hop.

Sus técnicas innovadoras para escribir y grabar dejaron una influencia en la experimental "era de Berlín" de David Bowie. Incluso el músico les rindió homenaje en "V-2 Schneider", de su disco Heroes (1977).

La influencia de Kraftwerk y de Schenider sigue presente. Basta con escuchar a grupos como Tame Impala o Daft Punk. Sin el sonido de los alemanes tampoco existiría la electrónica de la actualidad. Gran legado nos deja Florian Schneider.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados