CARNAVAL 2018

La murga Doña Bastarda mostró un muy buen coro y libreto de altísimo nivel

La Línea Maginot tuvo una primera rueda con aciertos y momentos menos logrados, la comparsa Integración apostó por buena musica y los humoristas Los Bergoglios quedaron en el debe en la primera jornada del certamen 2018.

Doña Bastarda
Doña Bastarda. Foto: Facebook Doña Bastarda Murga

La murga Doña Bastarda fue el punto más alto de la primera noche del Concurso Oficial de Carnaval en el Teatro de Verano “Ramón Collazo”.

El grupo llegó con una importante expectativa previa a raíz de lo hecho en la prueba de admisión y su debut no dejó dudas, ya que pudo plasmar un libreto inteligente, conceptualmente sólido, que matizó muy buenos destellos humorísticos, proundidad en su mensaje y bellísima poesía en presentación y despedida, acompañado de un coro atildado, al que su arreglador y director, Camilo Abellá, le dio una impronta musical de alto nivel.

La propuesta se denomina “Un cuento de terror” y juega con la idea del miedo y la montruosidad, pero representada desde la estética de los cuentos infantiles.

Allí, los personajes de la fantasía toman por asalto a la realidad, definiendo una batería de críticas que tienen un interesantísimo trasfondo conceptual sobre temas relevantes como la niñez, el futuro o los prejuicios con los que nos enfrentamos en el día a día.

El abordaje va desde lo general a lo particular: arranca anclado en la amplitud de temas universales, cotidianos y avanza hasta la interioridad del ser humano, interpelando nuestras conductas y modos de pensar.

Por ese motivo, los libretos de Abellá y Emiliano Tuala construyen, globalmente, una propuesta de corte humanista, donde no está ajena una mirada generacional inconformista y atenta que no se queda únicamente en un diagnóstico apesadumbrado de la actualidad, sino que, por el contrario, habla de la posibilidad de un mañana luminoso y optimista.

Sus cuplés centrales son parejos y tienen la dosis justa de risa y reflexión.
El primero, sobre la niñez, contó con la sobresaliente interpretación de Imanol Sibes, un joven artista que se constituyó en la figura de la noche.
El segundo, denominado “La Cárcel”, de interpretación colectiva, es una profunda y riquísima mirada de actualidad llamado a ser de los momentos que se anuncian imperdibles entre los cuplés que habra que ver sí o sí esta temporada.

El arranque de Doña Bastarda fue de primerísimo nivel, posicionándose como una de las murgas revelaciones de la temporada. Y aunque falta mucho para trazar comparaciones, su propuesta les permitirá comenzar a soñar con una muy buena figuración en el certamen.

A cuarta hora canto la murga La Línea Maginot, con su espectáculo denominado “Máster Mruga”, que fue de mayor a menor, alternando buenos pasajes con otros que no tuvieron el mismo efecto.

La idea de los certámenes tetevisivos de moda sirvió como excusa para presentar distintos cuplés que combinaron crítica con humor, aunque a este segundo punto le faltó mayor contundencia si se tienen en cuenta los antecedentes de sus dos principales protagoistas, Ricardo Aulet y Pablo García, quienes, de todos modos, pisaron fuerte en escena, al igual que su coro, que cantó de muy buen modo, con lindos matices y arreglos, representando la arista más efectiva del espectáculo.

La murga adoptó un esquema tradicional para relatar sus historias.
Si bien algunas se hicieron un poco extensas y fueron perdiendo efectividad, las mismas tuvieron ingenio y momentos ocurrentes.
El cuplé de Tony Camo, actuado por Fernando Ponce, así como los momentos de crítica resultaron los más logrados.

Y si bien el grupo del popular Mario Benítez tiene terreno para crecer en su regreso de la segunda rueda, su punto de partida resultó satisfactorio, plateando una buena imagen inicial, pese a algunos altibajos.

Candombe

La apertura de la noche correspondió a la comparsa Integración, que planteó un espectaculo con buenos momentos musicales, de la mano de la orquesta comandada por Alejandro Luzardo quien, además, es el autor de los textos.

La propuesta denominada “Vale la pena candombear” está planteada a modo de recuerdo y evocación de las grandes figuras del candombe, que son traídas a escena por un personaje imaginario, que funciona como nexo entre cada cuadro.

Históricamente, el grupo de Florencia Gularte y Héctor Suárez ha dado ventajas en los rubros escénicos -puesta y coreografías- y este 2018 parece que no será la excepción.

No obstante, en los primeros cuadros se notó una sensible mejoría, en comparación con años anteriore, en especial en el vestuario.

Los dos cuadros más destacados, dentro de una propuesta en la que predomina el tono descriptivo, son el milongón dedicado a la memoria de la exquisita Esther Fernández y su prodigiosa voz, así como el cuadro que alude al toque del tambor, que reivindica a los grandes tamborileros de todos los tiempos.

Para Integracion, algunas ventajas otorgadas pueden resultar decisivas en la competencia.

Sin embargo, el grupo palermitano continúa un camino ascendente en uno de los géneros que require una gran capacidad de producción.

Humorismo

El tercer horario de la noche correspondió a los humoristas Los Bergoglios, que llegaban con un antecedente positivo de la prueba de admisión de noviembre.

Sin embargo, en esta oportunidad hubo un escaso rebote humorístico, a lo que se sumó un estilo de humor que abusó de la brocha gorda y no tuvo el impacto deseado en la platea.

Luego de un comienzo desajustado a causa de desniveles en los volúmenes de los micrófonos de vincha, el grupo pudo encontrar el ritmo de la primera humorada acerca de una obra en construcción.

Ello se debió a la presencia de dos intérpretes de la calidad de Lito Díaz y Tití Medina, una dupla siempre rendidora.

Sin embargo, la intensidad del relato fue diluyéndose hacia el final de la primera mitad.

La segunda escena, Los Dientes, resultó ser la menos contundente del espectáculo y, tal vez, la que tenga más terreno para ganar en la segunda rueda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º