LA PROPIA DISCOTECA

"Muddy Waters At Newport", un disco con el sonido que inspiraría a grandes bandas

En este disco en vivo de 1960 se esconde el sonido que inspiraría a The Rolling Stones, The Yardbirds, The Animals y otros grupos de la década de los sesenta

"Muddy Waters At Newport 1960". Foto: Difusión.
"Muddy Waters At Newport 1960". Foto: Difusión.

Si no hubiese sido por Muddy Waters, el sonido de The Rolling Stones, Eric Clapton, Jimmy Page, Jeff Beck, John Mayall y The Animals no hubiese sido el mismo. Es más, en sus primeros discos todos versionaron a esta leyenda del blues.

Y el disco en vivo Live At Newport (1960) es el resumen perfecto del sonido de Muddy Waters. La poderosa voz del músico —a veces molesta, otras despreocupada—, la armónica llena de sentimiento de James Cotton y el piano de salón de Otis Spann hacen de esta actuación de media hora una escuela para las bandas británicas que revivirían el blues eléctrico a mitad de los sesenta.

Al frente del repertorio del disco está “Hoochie Coochie Man”, uno de los mayores éxitos del género. Una mezcla de arrogancia, superstición y sexualidad se construyen sobre un riff repetitivo y un estribillo galopante. Pero también destaca “Baby Please Don’t Go”, donde Waters se lamenta por un amor que termina mientras hace bailar a su público.

El momento más blusero del disco llega con “Soon Forgoten” y “Tiger In Your Tank”, donde la voz de Waters roza el grito para ofrecer una interpretación llena de sentimiento. El éxito del disco fue “I’ve Got My Mojo Workin’”, que se transformaría en un clásico del estadounidense. Acompañado de la armónica y del canto del público en el estribillo, Waters logra una de las canciones más enérgicas de su repertorio.

Muddy Waters At Newport se terminaría conviertiendo en un clásico del blues. Si uno mira la portada y cierra los ojos, por un momento puede sentir que está sentado en una de las butacas del festival, escuchando a una de las leyendas del género.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados