MÚSICA

Muchacha con 20 años de canciones

Hoy en el Auditorio se presenta Soledad Pastorutti.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Soledad Pastorutti. Foto; Difusión.

Está lejos de aquella quinceañera que revoleaba el poncho al ritmo de una chacarera a mediados de la década de 1990. Hoy, Soledad Pastorutti es una artista consagrada con una carrera sólida que va más allá del folklore y más allá de la música.

Hoy, a las 21.00 de este feriado, en el Auditorio Adela Reta celebra sus 20 años de carrera en un espectáculo que incluye pantallas, interacción con videos, un montón de canciones conocidas y dos uruguayos de invitados: Fernando Cabrera y Tabaré Cardozo.

Quedan las últimas entradas entre 1.260 y 1.560 pesos y se venden en la boletería de la sala y en locales de pago.

Viene, además, con un disco nuevo Vivir es hoy, editado el año pasado, que la muestra más internacional que nunca con participación de gente como Carlos Santana y Carlos Vives. Está también más volcada al pop aunque siempre hay lugar para el folklore (qué linda que es "Cielo de Mantilla", por ejemplo).

Multifacética e inquieta, en estos años "La Sole", además, ha desarrollado una carrera paralela en televisión. Conduce un programa de difusión de la música folklórica argentina y ha sido jurado de concursos de talentos como La Voz Argentina y Elegidos para la gloria.

El nuevo show es una buena manera de conocer su crecimiento artístico.

"Vamos a presentar parte de Vivir es hoy en un show con mucha interacción con videos con imágenes de archivo, una charla con una niña interior que me habla, que la hace mi hija", le dijo a El País en una entrevista hace poco menos de un mes. Y va a revolear el poncho, una marca registrada que ella intenta dosificar pero que cede ante la presión popular. "Es un sello. No reniego de eso y lo bueno sería que fuera espontáneo, pero es parte del show. N puedo negarlo".

En esta su primera actuación en el Auditorio, Soledad va a renovar su vínculo con el público uruguayo. El que cantó a "Don Ata" hace 20 años, el que la celebró en los festivales del interior y el que hoy, sí, espera que revuele el poncho y de paso desempolve un montón de buenos recuerdos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados