MÚSICA

La milonga como punto de encuentro

Silvana Marrero y Carlos Darakjian, en la Sala Balzo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estreno: el sábado la dupla de músicos presenta nuevas canciones. Foto: Pata Eizmendi

El año pasado, se juntaron para mostrar en un show un trabajo de investigación que les llevó cuatro años, y que a su vez se convirtió en un proceso de búsqueda de inspiración. Aquella presentación, que fue en la Sala Zavala Muniz hace casi un año, sirvió además para generar un disco en vivo, Viaje a la raíz, que están prontos para mostrar en una gira primero por Bolivia y luego por España.

Ahora, Silvana Marrero y Carlos Darakjian vuelven a encontrarse, pero ya con nuevos proyectos. Este sábado se presentarán en la Sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del Sodre, donde harán un repaso de sus trayectorias, lo que obviamente los hará pasar por los eventos ya mencionados, y donde también adelantarán nuevas canciones.

Y esas nuevas canciones nacieron de ese proceso de investigación, que los llevó a enfrentarse y a sorprenderse con un estilo en particular: la milonga, que como rioplatenses estaba presente en su inconsciente colectivo, pero que nunca les había llamado particularmente la atención a ninguno de los dos.

"Nos fuimos quedando medio enganchados", repasa Marrero, cantante, en conversación con El País; "y hemos estado buceando en el tema de la composición, en lo que queremos decir. Teníamos muchas ganas de hacer un espectáculo que tenga más milonga".

"Y dentro del folclore, nosotros hemos incursionado en chacareras, zambas, hemos coqueteado con lo brasileño, pero en esta etapa nos sentimos muy cómodos con la milonga y es un ritmo muy incorporado desde la adolescencia", agrega Darakjian, cantante y pianista.

A partir de esa comodidad, Marrero y Darakjian se embarcaron en el desafío de componer milongas, él desde lo musical y ella desde las letras y la selección de poemas de distintos autores (aparecen un par de Mario Benedetti) con potencial de ser musicalizados.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

"No sé de qué depende ese proceso, pero hay veces en que te das cuenta que puede haber otra, pero esa música está justa para esa letra", asegura Darakjian respecto a ese trabajo artesanal de armar canciones a través de construcciones nuevas o, en el caso de la poesía, ya existentes. "Es muy difícil y subjetivo, pero hay veces en que me parece que encontramos la música justa", dice.

Estas nuevas canciones —cinco o seis como anticipa el título del espectáculo— serán mostradas el sábado en la Sala Hugo Balzo y luego tocadas en las giras que harán por Bolivia y España, donde tocarán con músicos locales. "Y pensamos grabar un disco de estudio, pero queremos madurar un poco más estas milongas. Vamos a tocarlas durante este año y ver qué pasa", dice Marrero.

"Pero tenemos muchas ganas de hacer un disco en estudio, que ya esté tocado en vivo, testeado", aclara. El otro objetivo también es llevar este repertorio a un público más masivo (a festivales, por ejemplo), pero de momento la prioridad está puesta en el fin de semana, otra instancia de ida y vuelta entre sus músicas y el público.

Una noche de ritmos criollos.

Cinco o seis milongas se llama el espectáculo que Silvana Marrero y Carlos Darakjian presentarán este sábado a las 21.00 en la Sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del Sodre. Los acompañarán Juan Ibarra en batería, Nino Restuccia en contrabajo, Inés Dabarca en flauta y Nazareno Ascani en percusión, para repasar su discografía y estrenar canciones de su nuevo proyecto discográfico. Las entradas están en venta en Tickantel y boleterías a $ 500. Hay 2x1 para socios del Club El País (limitado).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)