ROLLINS STONES

México se rindió a la magia de Rolling Stones

La banda desplegó su arte en Foro Sol ante 60 mil seguidores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mick Jagger. Foto: AFP

Con un concierto en el que facturaron rock y blues de alta calidad, los Rolling Stones agrandaron su leyenda en la Ciudad de México en el primero de los dos conciertos que ofrecerán esta semana en esta capital.

Dos horas fueron suficientes para que el grupo británico demostrara porqué es catalogada como la "banda más gran del mundo" en la penúltima parada de su gira "América Latina Olé Tour".

El repaso sonoro de los Stones ante 60.000 seguidores que llenaron el Foro Sol arrancó con la clásica "Start me up" ante la euforia de los presentes.

La banda, que volvió a México por primera vez desde el 2006, interpretó "Its only rock and roll (but I like it)" como segunda canción.

El líder de la banda, Mick Jagger, apreció vestido con un saco rojo de lujo y pantalones negros y de inmediato conectó con el público mexicano "¡Hola México, hola güey!", dijo en español a manera de bienvenida para seguir con "Tumbling dice".

"Hace 10 años que no estábamos en México, es chingón (bueno) estar de vuelta. Antes tomábamos tequila y ahora tomamos mezcal", expresó Jagger ante los gritos de sus fanáticos.

Vino "Out of control" y luego "Street fighting man", que fue la canción más votada por los "fans" en redes sociales tras la que siguieron "Wild horses", "Paint it black" y "Honky tonk women".

"La estamos pasando bien en México. Fuimos al Zócalo y a las Pirámides (de Teotihuacán) y lo mejor fue cuando fuimos a las luchas y yo me quise subir al ring", contó Mick Jagger, quien aprovechó para presentar a toda la banda y a sus músicos de acompañamiento, un momento especial ocurrió cuando dijo: "y en la guitarra, mi compadre Keith Richards".

El guitarrista, 72 años, entonó dos canciones: "You got the silver" y "Before they make me run" junto con Ron Wood y Charlie Watts.

Uno de los mejores momentos del concierto llegó cuando regresó Jagger a la voz y la banda presentó "Midnight rambler", una pieza en la que demostraron porqué son el mejor grupo tocando blues y rock and roll, tal fue el dominio del escenario que Jagger hizo cantar a su gusto a los 60.000 asistentes.

Con el público entregado, los Stones ligaron cinco canciones "Miss you", "Gimme shelter", "Jumping Jack flash", Sympahy por the devil" y "Brown sugar" con la que se despidieron para dar paso a la interpretación adicional.

Al regresar entonaron "You cant always get what you want" y "Satisfaction", con la que "Sus Satánicas Majestades" cerraron su primer concierto de su cuarta visita a México, país al vinieron por primera vez en 1995 con la gira "Voodo Lounge", su segunda visita ocurrió en 1998 con la gira "Bridges To Babylon" y la tercera en el 2006 con la gira "A Bigger Band".

El próximo jueves dará su segundo concierto en la Ciudad de México. El 25 de marzo, ofrecerá un concierto gratuito en La Habana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados