Crítica

Melancolía que hace bailar

Ya había terminado hacía rato el concierto de Belle & Sebastian y el público seguía conversando y divertido en las instalaciones. Así de cargado dejaron los escoceses al público uruguayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Belle and Sebastian con disco nuevo, nuevo sonido y promesas de venir a la región.

Costó un poco entrar en caja pero ya antes de la mitad del concierto, toda la hinchada estaba coreando las canciones. Sorprendentemente para una banda que tiene 20 años de carrera, la mayoría del público tenía aspecto de veinteañero y conocía casi todo el repertorio. El propio Stuart Murdoch, frontman de la banda, se sorprendió de la juventud de la audiencia probablemente acostumbrado a un público cuarentón. La sensibilidad casi adolescente que siempre destiló Belle & Sebastian sigue haciendo efecto en las nuevas generaciones.

Aunque son siete en escena todo gira alrededor de Murdoch, que portando la clásica remera a rayas de las estrellas británicas de su estirpe estuvo simpático y bien dispuesto. Balbuceó como pudo palabras de agradecimiento en español y agitó a la audiencia ya entregada de antemano. Murdoch, vaya a saber por qué, habló de los problemas con el cambio de hora de comienzos de mes e intentó hacer un chiste con que nació el 25 de agosto, igual que "su país", dijo. Buen intento.

Del resto de la banda (todos van cambiando de instrumento sin ningún problema) solo tienen una participación un poco más destacada Stevie Jackson, el guitarrista y Sarah Martin en flauta y teclados.

El repertorio repasó todos los estados de ánimo y canciones de todos sus discos. En vivo son más fuertes y rítmicos que en estudio, y hubo versiones rockeras y casi funky de canciones que, grabadas, lo disimulaban más. También quedan desnudas influencias que van desde Elvis Costello, Saint Ettiene al northern soul o citas más contemporáneas como Pulp o Daft Punk.

Pero Belle & Sebastian es su propia influencia y canciones como "The Party Line", "Dear Catastrophe Waitress", "Another Sunny Day", muestran que el espectro musical de la banda es amplio. Fueron, eso sí, un poco avaros con los bises.

Quizás la mejor instantánea del recital fue la cara de alegría de un fanático que fue invitado con otros tantos a bailar (y se autoinvitaron a sacarse selfies con Murdoch, lo que fue raro) al escenario. Su mezcla de felicidad y vergüenza era contagiosa y por lo visto muchos como él soñaban con ver a Belle & Sebastian así de cerca. La mudanza del Teatro de Verano a La Trastienda generó una intimidad (aunque estaba abarrotado) que el público agradeció y la banda aprovechó.

SABER MÁS

Belle and Sebastian [****]

Fecha: 19 de octubre. Lugar: La Trastienda. Integrantes: Stuart Murdoch (voz, guitarra, teclados); Stevie Jackson (voz, guitarra y bajo), Sarah Martin (voz, flauta, violín); Chris Geddes (teclados); Bobby Kildea (guitarras); Richard Colburn (batería).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)