MÚSICA

La melancolía de un alma sensible

El inglés Morrissey toca hoy a las 21 en el Teatro de Verano.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Aunque no le guste, Morrissey es toda una estrella.

Fueron años de giras canceladas en las que la visita a Uruguay estaba cerca pero no, siempre quedaba por el camino. Hasta 2015. Otra vez en la cima del mundo (y sin quererlo, como todo quiere ser en su vida), Morrissey tocará hoy a las 21.00 en el Teatro de Verano y su show, que convocará a miles de personas, será uno de los acontecimientos musicales del año.

Primero porque, más allá de la redundancia, hace años que se lo espera por estos lados, como a tantos otros que han ido llegando. Segundo, porque Morrissey es un ícono del rock que le ha sobrevivido a todo y siempre termina ganando las pulseadas, gracias a sus lindas canciones.

Una estrella de rock (aunque reniegue de serlo, como le dijo a El País en una reciente entrevista, lo es) puede tener buenas canciones, grandes hits, himnos. Pero las canciones lindas, cuya belleza es difícil de precisar más allá de lo bonito que se hace escucharlas, sobresalen y sobreviven.

Esa ha sido la historia de Morrissey, destacado compositor de este siglo desde que se hizo fama con The Smiths en los ochenta hasta ahora, con una carrera solista que se encuentra en un buen momento.

El año pasado, Morrissey editó World peace is none of your business, recibió buenas críticas y concretó, finalmente, la gira por Sudamérica. Varios temas de este disco estarán en el repertorio que el británico repasará esta noche en el Teatro de Verano, que está casi agotado. Quedan las últimas entradas en Red UTS a 2.500 pesos (platea alta).

En ese repertorio, la mayoría de las canciones son de la larga y prolífica etapa solista del británico. De su exbanda (la que integraba con Johnny Marr, que ya vino dos veces a Montevideo) hay poco y nada: "This charming man", "How soon is now?", "Meat is murder" y "The queen is dead".

Porque aunque le costó, este cantante encantador que aprendió a jugar con su sensualidad sobre el escenario a pesar de su eterna melancolía, logró separarse de The Smiths y consolidarse como solista.

Ese solista de significativo pasado, un artista clave para miles de personas, un provocador nato, activista por los derechos de los animales y showman completo, llegará hoy al Teatro de Verano a imponer su presencia y magia.

En Argentina brilló e incluyó el estribillo de "Morrissey" de Leo García en su set. A lo mejor por aquí repite.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados