María josé álvarez

"Me gusta cantar realismo"

Entrevista con la cantante de plena que tiene nuevo disco, "Somos tu y yo".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
María José Álvarez. Foto: A. Colmegna

Fue vedette en Carnaval y pionera en el reggaetón a nivel nacional, pero su mayor éxito lo encontró en la plena. El año pasado, invitó al futbolista Fabián Estoyanoff (ahora su pareja) a grabar un tema con su banda, La del 13, y se convirtió en un éxito insospechado que la llevó a cantar incluso en la inauguración del estadio de Peñarol y le llenó la agenda de shows.

Ahora, María José Álvarez disfruta de la salida de su nuevo disco, Somos tú y yo, excusa para hablar con El País sobre la faceta que más le interesa mostrar: la de una cantante de plena que compone sus canciones, y se encarga de gestionar su propio producto para no ser solamente una moda.

—Fuiste reina del Carnaval en 2005. ¿Con eso empezaste en el ambiente artístico?

—Arranqué en Carnaval de las Promesas con 11 años. De muy chiquita me gustaba cantar y bailar y llegué ahí por unos amigos de mi hermana, que estaban haciendo casting para unos parodistas del barrio. Yo vivía cantando, mi madre me hacía cantar para todo el mundo (se ríe). Y me empezó a encantar el carnaval. Después de haber salido reina, que fue una pantalla, empecé a salir en el de grandes.

—¿Haciendo qué?

—Como mujer, lo que tenías para hacer era revista o comparsa porque el ambiente del parodismo era muy cerrado. Arranqué en Sarabanda; iba a estar con Tina Ferreira pero ella se fue y quedé solita con 17 años, responsable. Estuvo bueno, después descansé del carnaval, más adelante salí con Humoristas Los Carlitos y lo último fue con Senegal. Este año iba a salir con Kanela, tenía todo preparado, pero por temas laborales no pude.


Si no puede ver el video haga click aquí

—¿Pensás volver a salir?

—Sí, pacté con él para 2018.

—¿Te divierte ser vedette?

—Todo lo que sea cantar, bailar, lo que se involucre con las tablas me gusta. Me encanta que la gente vea lo que hago y trato de perfeccionarme.

—¿Cómo es un fin de semana de trabajo con tu banda?

—En general un viernes, por ejemplo, hacemos cuatro o cinco bailes; si no nos vamos al interior un sábado hacemos seis o siete en Montevideo. A veces menos; no es siempre parejo, aunque veníamos trabajando muy bien porque "Somos tú y yo" explotó por todos lados. Ahora nos estamos dedicando mucho al interior.

—En noviembre hiciste junto a Estoyanoff un Teatro Metro. ¿Cómo lo viviste?

—Estuvo espectacular. Pensé que íbamos a llenar un poco más, pero fue un teatro que se hizo a las apuradas y tuvo muy poca difusión. Me quedé con pena porque fue un recital muy lindo, pero quedó guardadito en el bolsillo para sacarlo en otro momento.

—Y lanzaste Somos tú y yo, el disco, donde también está él.

—Sí, para mí los discos son como un bebé.

—¿Cuántos bebés tenés?

—Es el segundo con plena, el tercero contando el de reggaetón que se llamó La reconquista. Yo cuido todo; una cosa es cuando te dedicás a cantar solamente, y otra cuando también hacés producción porque ves todo diferente. Me encanta el diseño de este disco, quería que se viera como una invitación de bodas y eso se logró.

—De las 13 canciones, ¿cuántas son composiciones tuyas?

—La mitad, más o menos.

—¿Cuándo empezaste a escribir tus propios temas?

—En Majotón ya tenía un montón de inéditos. Uno de ellos, "Bla bla", lo trajimos a plena y está en el disco. Pero me costaba mucho menos escribir reggaetón que plena.

—¿Te cambia tanto?

—Sí, porque por más que lleve una melodía, el reggaetón es rapeo y es más de reclamo. Y la plena tiene que tener sí o sí un estribillo pegadizo, que el reggaetón tal vez no lo precisa.

—¿Qué te dio la plena?

—Mucho, me abrió muchas más puertas porque esto es más popular, de pueblo. A la plena la consume mucha más gente; hoy nos consume desde el más cheto hasta el más humilde, tocamos en los lugares más lindos y en los más feos.

—Muchas de las canciones de Somos tú y yo son de reclamo.

—Porque ya es mi estilo. Soy muy feminista, defiendo a la mujer y me gusta cantar lo que piensa la mujer del hombre.

—¿Cantás sobre tu vida?

—Sí. No tanto en las que le doy palo a los hombres, pero me gusta ponerme en la piel de esas mujeres. Yo no me considero una gran cantante, me considero una buena intérprete: vendo mucho lo que hago, me creo lo que estoy cantando.

—Hay un discurso un tanto agresivo en temas como "Atorranta", "Lo que tengo yo" o "Arrancá de acá". ¿Por qué?

—Puede ser que suene medio agresivo, pero hoy en día es un vocabulario normal. No nos vamos a preocupar por un tema que se llama "Atorranta" cuando en ShowMatch vemos colas y lolas todo el tiempo, o vemos cualquier disparate en las redes. Me gusta cantar realismo, no me gusta cantar ficción. El sufrimiento real, la vida real, lo que pasa hoy.

—¿Por eso te sigue tu público?

—Es una pregunta media difícil. La gente dice que le gusta cómo soy yo, que no finjo. Calculo que el realismo vende también, no es lo mismo que escuches una canción y no te entre a que escuches una que te identifica. Cuando la canción te entra la sentís como aliada, está diciendo lo que vos sentís y no te animás a decir. Eso es lo que vende.

—¿Por qué fuiste cambiando tu imagen en el escenario?

—Al principio era esa mujerona sexy, y fui cambiando de a poquito porque ya sabía que me quería dedicar a esto y no era esa imagen la que quería dejar. Yo no soy para nada sexy, me produzco y como tengo curvas grandes puede que parezca eso, pero la realidad es que soy un cholito. La imagen que muestro hoy es más yo: más María José que Majo.

—¿También sos las situaciones mediáticas que viviste?

—Quilombo, no. Si tengo que responderte te voy a responder porque no soy María Teresa de Calcuta, pero trato de esquivar los problemas y enfocar mi energía en cosas positivas.

—Con tu nombre ya posicionado, ¿sigue siendo difícil ser mujer empresaria en el ambiente de la cumbia?

—Me costó mucho cuando recién arranqué porque era mujer en un mundo de hombres, y hacerte cargo de tu propio producto es difícil. Recién ahora se lo derivé a mi hermana eso, pero ya es natural. Aparte, no es por soberbia pero Majo y La del 13 se vende sola ahora, por suerte.

—¿Van a hacer algo para niños con Estoyanoff?

—La idea era hacerlo en 2016 y aprovechar el boom del "Somos tú y yo" y la pareja, que fue muy comercial porque salió por todos lados, pero no dio el tiempo. Es más normal que a él lo sigan niños porque es jugador de fútbol, pero no es tan normal el disparate de niños que consume la banda. Pensé hacer una obra de teatro que después va a tener un disco pero llevado a estos tiempos, hacerlo más latino. Hoy en día, ¿qué niño no te canta plena o reggaetón?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados