El tercer álbum de la fallecida cantante no se hará realidad

El material inédito de Winehouse, destruido

Tras la muerte de Amy Winehouse en 2011, de inmediato se corrió el rumor de que había material grabado para un tercer disco, y no demoraría en ser editado. Pero el tiempo fue pasando y esa información fue juntando polvo en los rincones de la memoria, mientras se comercializó Lioness: Hidden Treasures (Island, 2011), con versiones y temas inéditos.

Ayer el CEO de Universal Music, David Joseph, anunció que todos esos demos que la británica había grabado para su siguiente álbum —el sucesor de Frank (2003) y Back to black (2006)—, habían sido destruidos. El trabajo póstumo nunca será publicado, sentenció.

Joseph, quien también es productor ejecutivo del documental Amy, aseguró en una entrevista con la revista Billboard que su decisión se debe a una cuestión "moral", y que la repetiría en un eventual futuro con otros artistas, si fuera necesario.

Winehouse tenía 14 canciones completadas y prontas para ser parte de un álbum, proceso que terminó poco antes de morir a causa de una sobredosis de alcohol, con 27 años. A partir de su ingreso al famoso Club de los 27, la figura de una de las artistas que más brillo logró en el mundo del soul, se rodeó de mística y creció exponencialmente.

Mañana llegará a las salas cinematográficas del Reino Unido Amy, el documental realizado por Asif Kapadia que reconstruye la vida de la actriz de manera emotiva pero también cruel. La familia de la cantante decidió desvincularse de la producción, una vez estrenada en el Festival de Cannes, porque entendió que no reflejaba su verdadera personalidad. Según los padres de Winehouse, ella no hubiese estado contenta con el resultado final; según han manifestado otros allegados, el problema es que muchas culpas quedan en evidencia.

A la espera de que la producción llegue a cines uruguayos, vale repasar su obra, más sabiendo que no habrá nada nuevo que escuchar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados