La propia discoteca

Massive Attack, una influencia que a veces no se ve y que llega incluso al trap

"Protection", un disco fundamental de mediados de la década de 1990

Massive Attack
Massive Attack, una banda con varios clásicos

Así, con esa melancolía electrónica y jazzy, sonaba una parte de la mitad de la década de 1990 cuando esta clase de disco, en Uruguay, se compraban en la disquería de Ricardo Henry, Atlantis. A esa novedad se le dio en llamar, y el término suena tan anticuado hoy, trip hop, tenía sede en Bristol y está claro que Massive Attack son los más importantes exponentes de un género, cuya influencia se puede rastrear en el trap, el ritmo del momento.

Más que un grupo, Massive Attack se presentaban así mismos como un colectivo que funcionó al comienzo alrededor de Andrew Vowles y Robert De Naja, dos DJ que venían moviendo Bristol desde mediados de la década de 1980. En 1991, editaron Blue Lines, un disco debut que bien podría justificar su propia columna porque es otra de las grandes joyas de su tiempo.

Pero hoy se trata de hablar de Protection, el segundo disco, que salió en 1994 y confirmó la vitalidad de la fórmula. Con viejos amigos (Tricky) y otros nuevos (Tracey Thorn de Everything But The Girl), el disco es un poco más oscuro (una tendencia que irían acentuando de aquí en más) que Blue Line, que suena mucho más soul.

Massive Attack
Vea el video de "Protection" de Massive Attack

Acá la idea es una suerte de hipnótica psicodelia electrónica que dan, por igual, ganas de bailar o entristecerse. O sea todo lo que pueda pasar entre “Karmacoma” con un Tricky tirando hacia las profundidades o el ritmo de “Three” o “Spying Glass”.

Hay dub, algo de reggae, música negra, melancolía británica presentado en un sonido que nunca antes se había escuchado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)