Crítica

Marvin Gaye, a 80 años de su nacimiento y 35 de su muerte, tiene un disco nuevo

Se editó "You're The Man", un álbum perdido de la mejor etapa del influyente músico negro

Marvin Gaye
Marvin Gaye, un clásico a descubrir

El martes cumpliría 80 años (y hoy, lunes, son los 35 años de su muerte), Marvin Gaye, uno de los grandes nombres de la música negra estadounidense del siglo XX. Su arte —surgido del semillero de Motown en la década de 1960 se fue ampliando a un soul con conciencia racial y disposición erótica— construyó una carrera enorme interrumpida abruptamente cuando fue asesinado por su propio padre. Tenía 45 años.

Las dos efemérides se acompañan con la salida de You’re the Man, un disco que se consideraba perdido y ahora se recupera a medias.

Los uruguayos que sienten afinidad por los oldies lo recordarán por “Sexual Healing”, un jadeante éxito de 1981. Generaciones más recientes asociarán su nombre a las demandas de plagios que han estado planteándose por sus canciones. Entre los casos más sonados está “Blurred Lines” de Robin Thicke y Pharrell Williams y “Thinking Out Loud” de Ed Sheeran, ambas acusadas de robar ideas de un par de las decenas de canciones que Gaye escribió en 20 años de carrera.

Más allá de las polémicas que se resolverán en las cortes, lo importante es que Gaye resumió en su música el tiempo que le tocó vivir. Hijo de un pastor que solía golpearlo rutinariamente (y lo terminó matando), comenzó a cantar en el coro de la iglesia a los tres años. En 1958 tuvo cierta repercusión con The Rainbows, una bandita de doo wop y en 1961 se unió a la barra de Motown, el sello de Berry Gordy (que se volvería el cuñado de Gaye) que revolucionaría la música negra y de donde salieron números como Michael Jackson, Stevie Wonder y Diana Ross; Gaye está a ese nivel de importancia.

Aunque empezó como baterista, rápidamente fue ascendiendo en el organigrama del sello y para 1962 ya podía alardear de algunos éxitos propios. Así siguió toda una década que la terminó con “I Heard It Through the Grapevine”, su mayor clásico.

Con What’s Going On resumió el espíritu caótico de su época y You’re the Man recoge algo de ese espíritu. La otra mitad del disco se abre a territorios que exploraría en Let’s Get It On. Esa es una etapa de gran creatividad que queda bien registrada en esta joya redescubierta.

You’re the Man permite ver otra faceta de un gran artista en el mejor momento creativo. Y eso no se da todos los días.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)