EN QUÉ ANDA

Marta Sánchez, la "desesperada" que alborotó España y ahora tiene nueva música

La cantante española, ícono de los noventa con temas como "Desesperada" o "Arena y sol", lanzó el single "Brillar"

Marta Sánchez. Foto: Efe
Marta Sánchez. Foto: Efe

Marta Sánchez vuelve a la música cargada de lentejuelas y música disco y así se presenta a las entrevistas para promocionar su nueva canción, llamado precisamente “Brillar”, una píldora de ánimo que, asegura, no pone el foco en ella. “No soy yo la que quiere brillar con este tema, sino que quiero que lo haga la gente; yo ya brillé suficiente”, precisa con seguridad en los primeros segundos de su entrevista con Efe en Madrid, tras un confinamiento que a ella la encontróen Canarias, lo que lo hizo “mucho más llevadero, bonito incluso”, asegura.

Claro que el encierro por la pandemia del coronavirus no empezó así, pues la primera semana se encontraba, sin saberlo, enferma de COVID-19. Rememora que había perdido el olfato y el gusto cuando no eran síntomas evidentes de la enfermedad y que se encontraba “más baja de ánimos, incómoda y triste por aquella situación, que fue un shock para todos”.

“Pero luego decidí aprovechar el tiempo. Poco a poco fui tomando conciencia de que no había que quedarse en casa; nada de estar todo el día viendo televisión o acostándome muy pronto como estaba haciendo, para no saber” lo que pasaba en el mundo, explica Marta Sánchez.

Así fue como terminó una canción que tenía empezada desde hacía tiempo, “Un mismo corazón”, el tema solidario que lanzó hacia el final del encierro con un propósito solidario. Con el mismo afán, ahora le llega el turno a “Brillar”, que llevaba hecho hacía meses y que a causa del parón obligatorio tuvio que esperar su momento de ver la luz para recabar fondos para la lucha contra el cáncer.

“Es un mal mundial y perseverante al que hay que vencer tarde o temprano. Me niego a aceptar que después de tantas décadas aún no haya un remedio tras tantos millones de pérdidas de vida. Yo he perdido a gente muy cercana, no solo a mi melliza, y quiero poner siempre hasta que me muera ese granito. Para mí es una obligación”, subraya.

La cantante de 56 años supo ser una de las estrellas más populares de la música iberoamericana en los noventa, con hits como “Desesperada” o “Arena y sol”, que sonaron por todos lados y le valieron premios y un notable alcance internacional. Compartió canción con Slash y junto a Andrea Boccelli le dio alto vuelo a “Vivo por ella”.

Una década después, su popularidad tuvo un nuevo empuje con la canción “Colgando en tus manos” que grabó junto al venezolano Carlos Baute, un éxito que no le fue ajeno a las polémicas. Sánchez se quejó de que Baute se había llevado todo el rédito económico por este popular featuring, y él la tildó de injusta y ofensiva. Al final se reconciliaron y el responsable de las diferencias económicas habría sido el exmanager de Sánchez.

En 2016 tuvo un olvidable paso por Bailando por un sueño; se peleó con su bailarín, se fue a España y no volvió más. Quedó eliminada.

Su último álbum de estudio, 21 días, lo lanzó en 2015.

pop

La nueva búsqueda

La publicación del nuevo tema “Brillar” fue noticiosa porque devolvía a Sánchez asu faceta más bailable con “un ritmo ochentero, algo retro”, lo que sin duda que habrán celebrado los seguidores más fervientes de su álbum Soy yo (2002), especialmente de la canción que le daba nombre.

“He escrito temas para mil cosas: para una pareja, para el medio ambiente, sobre el sida, sobre las mujeres maltratadas y sobre mí como mujer empoderada, que es lo que era Soy yo, pero se suele pecar mucho de pensar que el artista está hablando siempre de él, cuando a veces lo hacemos para los demás, como es este caso”, cuenta.

Matiza, porque en “Brillar” parecía que se escondiera un mensaje para todos los que echaban de menos a aquella Marta Sánchez: “Estoy de nuevo aquí/ como me prometí/ y tras la oscuridad/ hoy vuelvo a brillar/ Soy la que siempre fui”.

Marta Sánchez en "Brillar". Foto: Captura de YouTube
Marta Sánchez en "Brillar". Foto: Captura de YouTube

“Quiero brillar, porque me opongo a estar en la oscuridad y la tristeza, pero esta canción se la escribí más a la gente, para que ellos la hagan suya y quieran brillar también”, insiste Sánchez, para quien este era “el momento de una canción alegre”.

En su cartera de proyectos maneja varias canciones, una de ellas en inglés que verá la luz próximamente, así como un espectáculo titulado A solas con Marta en el que quiere interpretar sus grandes éxitos con el piano y que podría grabarse también para un álbum. Sin embargo, no piensa de momento en grabar un disco de temas nuevos. “Esa época de LP suena hasta antiguo y lo veo como encajonarme. Así estoy más libre y menos comprometida, tanteando al público”, alega la madrileña.

Pese a sus más de tres décadas de carrera a la espalda y 11 discos entre la etapa con la banda Olé Olé y la posterior en solitario, citar su nombre al día de hoy supone que siga saliendo a colación la polémica de hace tres años, cuando interpretó en público una versión del himno de España con letra de su autoría. ¿Le pasó factura en cuanto a contratos y compañeros?

“Sí, pero es el precio que he pagado por esa valentía y esa generosidad, que para mí es lo que fue. Hice dos actos por la patria: ir a la Guerra del Golfo sin cobrar nada, con lo que conllevaba de peligro, y lo del himno, que muchos españoles me siguen agradeciendo parándome por la calle. Es de las cosas que más me enorgullecen de mi vida y lo haría una y mil veces más”, se ratifica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados