TANGO Y MÁS

María de los Ángeles en una gala de tango en el Solís con un selecto programa

La cantante uruguaya festeja 35 años de trayectoria mañana, junto al maestro Miguel Ángel Barcos

María de los Angeles y Miguel Angel Barcos
María de los Ángeles y Miguel Ángel Bracos, mañana en el Solís. Foto: Leonardo Mainé

Mañana en el Teatro Solís la cantante uruguaya María de los Ángeles celebrará 35 años de carrera, con un show de tango que transita también por muchos otros ritmos. La acompañarán en escena numerosos invitados, entre ellos Cristina Fernández y Washington Carrasco, bajo dirección musical del compositor porteño Miguel Ángel Barcos, músico de extensa trayectoria, cuya carrera tuvo, entre otros compañeros de ruta, a Julio Sosa y a Roberto Goyeneche. Yo soy María, tango va a las 21.00, y las entradas están en Tickantel, de $ 250 a $ 650.

“Vamos a hacer obras de Discépolo, Piazzolla, y muy especialmente Donato Racciatti, de cuya orquesta fui cantante cinco años, y con quien viajé a Japón cuatro años consecutivos. También voy a hacer algo de Edith Piaf: va a ser muy variado, en música e interpretaciones, y con un grupo de diez bailarines”, contó a El País la cantante, nacida en Santa Lucía, Canelones, y radicada desde hace 18 años en Montevideo.

La artista explica que en más de tres décadas de carrera, el panorama del tango ha variado enormemente. “Yo cuando arranqué con Racciatti tenía 17 años, trabajábamos de lunes a domingo. Era imponente la cantidad de lugares que había para trabajar. Hoy hay menos lugares para presentar el tango: por suerte sí se está dando que hay más espectáculos de tango, tanto en el Solís como en otras salas”, señala la cantante, quien a la hora de elegir su tango favorito opta por Garganta con arena.

“Racciatti realmente llevó el tango al exterior. Yo en Japón llegué a ver un club de fans de Donato Racciatti. Era imponente cómo nos trataban. En Japón recorrimos hasta 18 ciudades, y en algunas con teatros para tres mil espectadores. Yo tengo unos recuerdos muy lindos de él. Aprendí mucho con él, porque tenía mucha disciplina de trabajo. Uno se despertaba en los hoteles y se escuchaba el bandoneón, porque de mañana tempranito él ya estaba practicando. 

Otro puntal del espectáculo será el pianista y compositor porteño Miguel Ángel Barcos, cuya trayectoria es de por sí un capítulo en la historia del tango. “Este espectáculo tiene arreglos pensados para María de los Ángeles, que es una cantante diferente. No solamente por su voz, sino también por la interpretación, y el sentido de los textos, cosa que no sucede a menudo”, comenta el músico, que está preparando todo un repertorio, con distintas formaciones musicales. “Va a haber un homenaje a un grande del Uruguay como fue Racciatti, así que me tomé el trabajo de escuchar las grabaciones, desgrabar y escribir. Y también aportar desde el piano algunos recursos del maestro”, señala Barcos.

El pianista acompañó a leyendas de las voces del tango, como Julio Sosa y Roberto Goyeneche. “Recuerdo a Julio Sosa como un muchacho buenazo, grandote. Yo estuve con él la noche que él se mató. Sosa estaba en la orquesta de Armando Pontier, y luego se fue solito, con Leopoldo Federico. Y yo quedé en la orquesta de Pontier, que sin Sosa tuvo que tratar de reconquistar al público. Y el representante de ambas orquestas era el mismo, y se casaba alguno de los músicos, y estábamos festejando en una cantina de La Boca. Y Sosa se fue en su auto, una coupe DKW, y el representante le pidió si lo llevaba. Y esa noche se mató. Lo mató la velocidad. No tuvo nada que ver el alcohol, como se dijo”, recuerda el músico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)