FOTOGALERÍA

Cuando Maluma hizo bailar al Velódromo

Los conciertos en general no son sólo el recital en sí. Al menos no es solamente eso lo que queda en la memoria del espectador, al que también se le graba ese otro universo llamado "previa".

Maluma. Foto: Darwin Borrelli
Maluma. Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli

Es ese momento donde, como surgidos debajo de las piedras, los vendedores ambulantes aparecen con todo lo imprescindible para que los fanáticos se queden con un recuerdo del artista de turno; un negocio que se mezcla con los nervios y la ansiedad de la espera.

El martes había vinchas, pósters, remeras, capas (sí, capas), tazas e incluso imágenes enmarcadas con la cara de Maluma, mientras sus fans hacían la larga fila para entrar al Velódromo.

El colombiano que agotó localidades el lunes y prácticamente el martes también, brindó un concierto digno de un veterano del rubro, con los comentarios y actitudes que se esperan. Ya sea vestir la casaca de la selección o comentar lo lindas que son las uruguayas. Maluma no omitió nada de eso. Y si los gritos y aplausos fueran un indicador objetivo, el concierto obtuvo un excelente puntaje.

Bastante puntual comenzó el recital que se extendió por casi dos horas. Precedido por explosiones, humo y fuego apareció el cantante —parece más alto en los videos—, sobre una tarima a la cual subió varias veces a lo largo de la noche. Primero vistió de blanco para las canciones más románticas (arrancó con lo más conocido), y después de negro para mostrar su lado más salvaje, cual cisne de la ficción.

Tal vez por haber sido el último concierto de la gira (fueron 11 presentaciones en 11 días), la voz del reggeatonero sonaba cansada, muy ayudada en las partes agudas por el corista que permitió que los temas se escuchen como los oyentes están acostumbrados. Esto hizo que la gente no se entusiasmara desde el inicio del recital, pero a medida que se fue desarrollando el colombiano se fue ganando a los presentes con sus sensuales pasos de baile y la simpatía y carisma que transmite.

Así, a la mitad del show los asistentes ya obedecían las órdenes que el cantante les daba, ya sea prender el flash de los celulares o corear algún estribillo: cualquier cosa.

El segundo segmento incluyó sus nuevas colaboraciones, la que tiene con Ricky Martin ("Vente pacá"), Thalía ("Desde esa noche") y Shakira ("Chantaje"), lo que se resolvió de la manera más económica: Maluma cantó prácticamente toda la canción, dejando que el estribillo sonara con la voz en off del colaborador correspondiente.

Sorprendió que incluyera en el recital la canción "La bicicleta" que es de Carlos Vives con Shakira y de la que Maluma participó solo en el remix. Igual el público la disfrutó, bailó y coreó como otro éxito más.

Armar un concierto tan largo no debe ser sencillo para un cantante que cuenta con solo dos discos (Magia es de 2012 y Pretty Boy/Dirty Boy de 2015), por lo que fue lógico que se extendieran varios temas, repitiendo las últimas estrofas y contribuyendo con baile.

Con ese recurso Maluma logró hacer bailar al Velódromo gracias a melodías pegadizas y pasos de baile que generaban alaridos del público femenino, ese público que esperó y coreó "Cuatro babys", que había llegado cargada de polémica por el contenido misógino de la letra. Maluma evitó comentarios y se dedicó a rapear su parte, acompañado por la multitud.

Después vinieron los agradecimientos, los saludos y los bises con "Borro casete" y "El perdedor", los temas con los que había arrancado la noche, cerrando un círculo que fue entretenido, bullicioso y lleno de colores.

Con vinchas, pancartas y pósters se fueron los asistentes que aplaudieron, gritaron, bailaron y se olvidaron, al menos por un rato, de que era martes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)