entrevista

Maia Castro es la mensajera de un nuevo tango

La cantante graba en vivo su nuevo disco, mañana y el sábado en Tractatus

Maia Castro. Foto: Alejandro Persichetti
Maia Castro. Foto: Alejandro Persichetti

Lejos de tener una visión idílica del asunto, Maia Castro decidió grabar su nuevo disco en vivo (y luego editarlo en formato físico) porque meterse en un estudio la aburre muchísimo y la cansa “en el mal sentido”. Su disfrute de la música pasa por el escenario, por el contacto con el público, y eso se siente en el cambio que hay entre sus álbumes Maia Castro, Lluvia inerte y De saltos y otros vientos, y Milongas, tangos y otros vientos, que es el registro de un show en vivo.

En lo personal, Castro también reconoce esa diferencia, aunque entiende a De saltos y otros vientos, por la forma en que fue grabado, como un mayor acercamiento al vivo. “Y este es un pasito más”, dice a El País sobre el disco de inéditas que registrará mañana y el sábado en Tractatus, “y es lo que me gusta a mí, poder tener nuevos desafíos para seguir creciendo”.

—Como intérprete, ¿qué te lleva a grabar temas inéditos en estas condiciones?

—Esta idea tiene que ver con dos cosas. Estamos en una época donde la imagen es superimportante, las nuevas generaciones escuchan música a través de plataformas digitales y mucho a través de YouTube, y creo necesario tener un material audiovisual que respalde las canciones nuevas. Y lo otro que pesó es que a mí el trabajo de estudio me aburre muchísimo y me cansa en el mal sentido (se ríe).

—¿Te preocupás u ocupás de llegarle a las nuevas generaciones, más allá de la forma que le des al producto? ¿Estas canciones nuevas tienen que decir las cosas de otra manera, para poder abarcar a un público más amplio?

—No lo pienso tan marketineramente; sí me pone muy contenta que pase. Hace poco fui a tocar al teatro de San Carlos y me sorprendió la cantidad de gente joven que había, y ver que cantan las canciones me sorprende y me gusta. Pero mi forma de escribir o de decir las cosas no va a cambiar para enfocarse en ganar cierto público. Soy bastante sincera en lo que hago, y las canciones salen de determinada forma que tiene que ver con cómo pienso y veo las cosas. Capaz esa forma de ver las cosas me acerca a generaciones más jóvenes, y por ahí viene el link. Estoy haciendo una milonga como “Simplemente”, que habla del acoso callejero, un tema que tiene que ver con mi generación y con generaciones más jóvenes. Aunque en esa milonga sí me preocupó tener un lenguaje directo.

Maia Castro. Foto: Alejandro Persichetti
"Simplemente", tema que irá en el nuevo disco de Maia Castro

—¿Para que el mensaje llegara de manera simple?

—Sí, que llegara bien lineal lo que se quería plantear, pero no apuntando a que me escuchen o quieran determinadas generaciones. Es simplemente por la necesidad de comunicar una cuestión que no tiene mucha vuelta.

—¿Te sorprende que llame tanto la atención que aparezcan canciones feministas?

—No. Sí me parece que está bueno que los artistas, desde el lugar que ocupamos, hablemos de las cosas que nos preocupan y tiremos temas para que se discutan, o que tiremos nuestra visión de determinados asuntos. Esa también es nuestra función.

—“Simplemente” es, comparándola con otras canciones de tu autoría, un ejercicio compositivo que tiene que ver con una mirada más hacia el exterior, no tan introspectiva. ¿Van a aparecer más de esas letras en el disco nuevo?

—De una cuestión tan literal, por así decirlo, quizás es la única dentro de mis composiciones. Hay canciones bastante introspectivas, que tienen que ver conmigo pero también con todos, porque cuando vos hablás de un sentimiento, la gente toma eso, lo hace propio y lo interpreta de mil formas posibles. Hay una canción que hice para mi hermana, que todas las personas que la han escuchado la han tomado de maneras distintas. Y eso es lo alucinante de la música y del arte en general: vos hacés algo desde una necesidad que está adentro tuyo, pero cuando lográs tocarle la fibra al otro, ese otro lo va a transitar dentro de sí y lo va a interpretar como lo sienta.

Estreno: en el concierto, Maia Castro estrenó varios temas. Foto: M. Bonjour
"Pausa", uno de los mejores temas de Maia Castro

—¿Cómo evaluás vos tu crecimiento profesional? Porque vas seguido a tocar a Europa, hacés conciertos con buena convocatoria, y después venís acá y hay que ponerle el cuerpo a otra realidad.

—En la gira que hice este año no me costó tanto porque pasé por España que es más parecido a acá, pero en otros años, que agotaba entradas en salas grandes, cuando llegué acá me costó. Pero también es lo que nos hace más fuertes; los uruguayos somos como bichitos resistentes (sonríe). Pero siempre me pasa que termino un año y digo: “este año no hice nada”, y después empiezo a pensar y no es así. Pero está la ambición de siempre hacer un poquito más, la necesidad de crecer. En Uruguay el techo te queda demasiado cerca de la cabeza y te terminás golpeando, pero es lo que nos toca. Entonces todos los años me propongo crecer un poquito más; y se inventan cosas y se puede. (Jorge) Esmoris siempre nos decía que el talento solo no es nada, que a eso hay que sumarle trabajo. Y para mí es así, al cien por ciento. Hay que laburar, tratar de mejorar, y ahí voy.

Ficha

Álbum hecho en dos noches

La grabación del nuevo disco se hace mañana y el sábado a las 21.00 en Tractatus (Ituzaingó 1584), y quedan entradas en venta en Abitab, a 450 pesos. Acompañan a Castro los músicos Horacio Di Yorio, Santiago Peraza, Enrique Anselmi, Matías Craciun, Pablo Abdala y Gonzalo Durán.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º