CLÁSICO

Maestro de lujo para un programa dorado

La Fundación Amigos del Teatro Solís, para recaudar fondos para mejorar técnicamente el escenario principal, presentó a la Filarmónica de Montevideo bajo la conducción del maestro José Serebrier.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Serebrier junto a la orquesta del Sodre en 2001. Hay una larga relación entre las orquestas oficiales uruguayas y el maestro y compositor. Foto: Archivo El País.

La primera parte del programa estuvo integrada por una selección de bandas sonoras de filmes norteamericanos de la Edad de Oro de Hollywood: entre ellos El Padrino de Nino Rota, Vértigo de Bernard Herrmann y El motín del Caine de Max Steiner. A la mayoría de los espectadores Serebrier les hizo revivir esa época con melodías que se han vuelto inmortales.

Para cerrar se interpretó de Gershwin Un americano en París. Esta obra es un verdadero poema sinfónico donde el jazz está presente a través de los blues y el charleston. Describe la nostalgia que experimenta un turista estadounidense durante su estadía en París. La versión que presentó Serebrier con la Filarmónica fue en líneas generales correcta, pero le faltó mayor vuelo.

En la segunda parte se escuchó la " Suite The Gadfly"de Shostakovich, compuesta para el film homónimo de 1955. En esta obra fue donde la Filarmónica tuvo su mayor lucimiento, especialmente en los números: "Fiesta Popular", "Romanza" y "Nocturno". En el "Nocturno" el rol solista estuvo a cargo del concertino Daniel Lasca, y la "Romanza" tuvo como intérprete a la violoncellista Virginia Aldado. Demostraron una fina sensibilidad en sus interpretaciones, mientras que en la "Fiesta Popular" el deleite de algarabía fue ofrecido por los metales y la percusión, los cuales se destacaron notablemente.

Ante los entusiastas aplausos del público, Serebrier brindó cinco bises: un "Adagio" para cuerdas compuesto por él, que fuera concebido como un vocalise para coro; el hermoso tango "Oblivion" de Astor Piazzolla; otra obra de su autoría, el "Tango en Azul" que fuera ejecutado en los 75 años de la fundación del Sodre; la bellísima miniatura "Jazz Pizzicato" de Leroy Anderson y el famosísimo chorinho "Tico Tico no fuba", del compositor paulista Zequinha de Abreu.

Serebrier con su acabado dominio del oficio, transmite a los músicos gran seguridad y aplomo. Fue muy apropiada la elección de este programa light, ya que la mayoría del público que asistió no era el que habitualmente concurre a los conciertos de la Filarmónica.

Orquesta Filarmónica de Montevideo.

LA EDAD DE ORO DE HOLLYWOOD

Director: José Serebrier. Programa: "The Godfather" de Nino Rota, "Vértigo" de Bernard Herrmann, " The Caine Mutiny" de Max Steiner, "Un americano en París" de George Gershwin y "Suite The Gadfly" op.97 de Dmitri Shostakovich.

Dónde: Teatro Solís. Cuándo: Jueves 9 de junio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)