Entrevista

Luis Fonsi: “Jamás abandonaré mis baladas, soy un romántico”

Una charla en exclusiva para El País con el más popular de los artistas latinos

Luis Fonsi. Foto: Difusión
Luis Fonsi. Foto: Difusión

Aunque algunos podrán haber pensado que lo de Luis Fonsi fue un éxito repentino, es bueno saber que, en todo caso, “Despacito”, una de las canciones más populares del mundo, es un paso más (enorme, cierto) en una carrera discográfica que ya lleva 20 años.

Pero está claro que “Despacito” es un momento bisagra en la carrera de este portorriqueño de 40 años que, igual, ya había cosechados grandes éxitos continentales y un centenar de premios de lo más prestigiosos.

Fonsi nació en San Juan de Puerto Rico, pero a los 10 años se mudó con su familia a Orlando. Después de estudiar música y participar en coros, editó su primer disco Comenzaré en 1998. Allí era un baladista con arreglos de buen gusto, pero muy a la usanza de la época. Antes de “Despacito”, que fue la canción más escuchada en todo el mundo el año pasado, ya había editado ocho discos.

Y ahora Fonsi quiere ir por más. En los últimos meses publicó dos nuevas canciones que muestran los dos rumbos de la música: lo urbano de “Échame la culpa” en la que participa Demi Lovato, y lo más rítmico y caribeño en “Calypso” con Stefflon Don, una cantante británica-jamaiquina. Las dos son canciones diferentes, pero las dos, además, fueron lo suficientemente exitosas como para que Fonsi tenga carrera para rato.

Sobre este momento, su amor por Puerto Rico, y el secreto de sus canciones, Fonsi contestó, vía mail, un cuestionario de El País.

—¿Se considera un “embajador” de Puerto Rico, teniendo en cuenta lo que pasó con “Despacito” y que el video de “Calypso” es enteramente filmado ahí?

—Me siento muy orgulloso de ser puertorriqueño, y me honra mostrar su incomparable belleza y compartir mis raíces en cada rincón del mundo que visito. Puerto Rico es un lugar mágico y único, siempre lo ha sido, pero ahora más que nunca. Luego del devastador paso del huracán María, he visto cómo todos nos hemos unido para reconstruir y hacer que la isla, hoy en día, esté abierta para recibir a todas las personas que quieran visitarla.

—¿Todavía mantiene su romanticismo?

—Siempre, soy un romántico por naturaleza. Aunque ahora he lanzado temas más rítmicos, todos hablan de cierta manera del amor…Jamás abandonaré mis baladas, sean tendencia o no, porque me encanta interpretarlas.

—¿Extraña esas canciones que lo hicieron conocido hace más de una década? ¿Volvería por esa senda, o quedó en el pasado?

—No las extraño porque las sigo interpretando en todos mis conciertos, son parte de mí. Tengo baladas muy poderosas que formarán parte de mi nuevo disco.

—Después de “Despacito” lanzó “Échame la culpa”, ambas canciones tenían un componente urbano; y “Calypso” es mucho más centroamericana en su sonido. ¿Es una vuelta a las raíces?

—Desde el principio pensé que “Calypso” tenía que tener ese sabor caribeño fusionado con el pop latino, ese ritmo que pone a bailar a cualquiera. He querido que cada uno de los temas de mi nuevo disco tenga su propio sonido, no encasillarme en un solo género, pero explorar y fusionar hasta conseguir lo que tengo en la mente. He disfrutado mucho este proceso y estoy muy contento con el resultado.

Luis Fonsi
"Calypso", lo más reciente de Luis Fonsi

—¿Siente nervios a la hora de lanzar una nueva canción?

—Claro que sí, y el que diga que no lo siente te está mintiendo (se ríe). Siempre da nervios porque al final del día quieres complacer a tu público, darles lo mejor de ti y ahora con las redes sociales, tienes la respuesta directa de ellos. A veces les gusta y otras no, pero de eso se trata, de seguir aprendiendo y evolucionando.

—¿Hay presión por conseguir un nuevo éxito?

—Trato de no enfocarme en eso, la verdad. Yo hago música que me apasiona y que me siento orgulloso de interpretar, lo demás no depende de mí: depende de la audiencia.

—Este año estuvo en los Grammy Latino y en los de Estados Unidos: felicitaciones por eso. Más allá de los premios obtenidos, ¿es un ambiente para generar contactos?

—¡Muchas gracias! Ha sido un año que ni en mis sueños más locos me hubiese imaginado. Me ha abierto las puertas en muchos lugares donde mi música no se había escuchado, he podido trabajar con personas a las que he admirado, pero sobre todo, me ha permitido continuar llevando la música en español alrededor del mundo. Esto no tiene precio y estoy sumamente agradecido. Llevo 20 años de carrera artística y todavía se siente que estoy comenzando una nueva etapa, y es emocionante.

—¿Con quién más le gustaría hacer un dueto?

—Tengo muchas personas con las que quisiera colaborar, algunas de ellas son Stevie Wonder y Rihanna.

—En “Échame la culpa” colaboró con Demi Lovato, en “Calypso” con Stefflon Don, ¿es de alguna manera un intento de llevar esas raíces a un nivel internacional?

—A mí, me gusta unir culturas y como dije anteriormente fusionar diferentes géneros, ya que considero que la música es universal. En ambos casos, simplemente quise colaborar con dos artistas femeninas que en mi opinión tienen un talento innato y muy original, y a la hora de componer los temas, solo las veía a ellas como opción y yo feliz que lo pudimos lograr. En “Échame la culpa,” quería que fuese Demi porque me encanta la fuerza que tiene en la voz, y sabía que podíamos fusionar nuestras voces en ambos idiomas sin ningún problema. Fue una experiencia increíble verla trabajar en el estudio. Con Stefflon Don fue algo distinto, porque me tocó conocer su trabajo este año e inmediatamente me gustó ese flow y toque jamaicano en su voz, perfecta para “Calypso".

—Se ha dicho que “Calypso” es también una forma de cantarle a la alegría después del sufrimiento que pasó Puerto Rico con las catástrofes naturales del año pasado, ¿es así?

—Así es, creo que el mundo está afrontando momentos bastante difíciles, cosas que quizás ninguno de nosotros se podía imaginar, pero que son realidad, y desde que empecé el proceso de mi nuevo disco, decidí hacer música que nos hiciera recordar esos momentos felices, donde te olvidas de las preocupaciones que abruman tu vida, y solo bailas, cantas y compartes con tus seres queridos y amigos. La música es poderosa, puede cruzar fronteras y unir a personas en polos totalmente opuestos, como lo pudimos vivir con “Despacito” y “Échame la culpa” y ahora con “Calypso”. Personas de todas partes del mundo cantando en español, bailando en nuestro ritmo con una sonrisa de oreja a oreja, me hace sumamente feliz, y que hemos logrado nuestro objetivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)