LA PROPIA DISCOTECA

"Lebón & Co.", el álbum de colaboraciones que revitalizó la carrera de David Lebón

El año pasado, David Lebón lanzó "Lebón & Co.", un disco de colaboraciones que incluye 12 reversiones de sus clásicos y tiene a invitados como Fito Páez, Andrés Calamaro y Julieta Venegas

David Lebón. Foto: Francisco Flores.
David Lebón. Foto: Francisco Flores.

David Lebón es uno de esos músicos argentinos que tocó con todos. En más de medio siglo de música, pasó por bandas fundamentales del rock de la vecina orilla: Serú Girán, Pescado Rabioso, Pappo’s Blues, Color Humano, La Pesada del Rock and Roll y Polifemo. Por si fuese poco, es uno de los guitarristas argentinos más respetados y tiene una voz que puede pasar del rock más rabioso hasta la balada más delicada.

Sin dudas, su época en Serú Girán junto a Charly García, Pedro Aznar y Óscar Moro es la más celebrada de su carrera, pero Lebón también ha logrado grandes momentos como solista. El año pasado reunió todos sus éxitos en un disco de colaboraciones llamado Lebón & Co. y, siguiendo la fórmula infalible de duetos con grandes nombres de la escena musical, el guitarrista revitalizó su repertorio para llegar al oído de una nueva generación.

La mezcla entre canciones e invitados tiene todo para triunfar. Fito Páez se sienta frente a su piano para interpretar “El tiempo es veloz” junto al Lebón, Andrés Calamaro emociona con “Parado en el medio de la vida” y en “Mundo agradable”, Ricardo Mollo ofrece un gran diálogo de guitarras con el homenajeado.

Pero hay más. El mayor acierto del disco es la reinvención de “Puedo sentirlo”, una joya olvidada que se transforma en un éxito pop-rock gracias al aporte de Julieta Venegas, pero hay otro buen momento pop en “Dejá de jugar”, grabada con Coti. Los momentos más rockeros llegan en la excelente “Dos edificios dorados”, que se grabó junto a Eruca Sativa; y “Suéltate Rock and Roll”, que reunió a Polifemo.

Lebón & Co. se ganó ocho nominaciones a los Premios Gardel, le permitió llenar dos Gran Rex e hizo que el músico volviera a estar entre los grandes nombres del rock argentino. Totalmente merecido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error