Dany López presenta el miércoles “Polk” en la Hugo Balzo

Los largos caminos para encontrar la recompensa

Es probable que el nombre de Dany López no suene familiar. Hace mucho que no toca en Montevideo con su proyecto solista; en realidad, recién ahora está dispuesto a darle cabida a esa inquietud y hacerse tiempo y espacio para mostrar sus propias canciones. "Debe ser porque estoy grande", explica en entrevista con El País, entre risas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Tiene una cosa de disco conceptual", dice de Polk. Foto: D. Borrelli

Dany López no es un nombre familiar porque siempre estuvo asociado al de otros. Es uno de los productores locales con más trabajo y uno de los preferidos por sus colegas, tanto por su sensibilidad a la hora de trabajar como por su capacidad para desdoblarse e imprimirle a cada uno un sello único.

Produjo Mar abierto, el álbum de Daniel Drexler que se ganó hace dos años el Premio Gardel a Mejor álbum artista canción testimonial y de autor y, entre otros tantos, Jardín carmín de Carmen Pi y Pedaleo, ópera prima de Belén Cuturi. Ahora tiene entre manos tres discos "de la nueva generación": el segundo de Cuturi, el de Federico Baccino y el de Pria (Carolina López, su sobrina).

Si bien su trabajo como productor no para porque de eso vive, con lo que decidió cortar (por ahora) fue con la labor de músico sesionista. Las canciones de Dany López, agrupadas en los discos Acuario y Polk, piden hacer su camino, y él tiene que atender el pedido.

"Voy a dedicarme un buen rato a hacer mis cosas", adelanta López, que este miércoles a las 21.00 presentará Polk en la Sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del Sodre Dra. Adela Reta (las entradas cuestan 330 pesos y se venden en Abitab). Martín Ibarburu, Eduardo Mauris, Gerardo Alonso, Palito Elissalde, Camila Ferrari y Janisse Richard serán su banda.

Para llegar a la Balzo, López encaró un largo camino que desembocó final y afortunadamente en su afirmación como compositor. No fue fácil el proceso: a los 28 años grabó Para, un disco que censuró y que probablemente nunca nadie escuchará. Luego vinieron Acuario, un disco exquisito de poca difusión, y Canciones cruzadas, a dúo con Marcelo Delacroix. Ese disco le dio "la experiencia de ir a tocar a Brasil relativamente seguido y bastante más convicción", pero fue Polk el que terminó de acomodar todo en su lugar.

"Un disco es un grupo de canciones que se aman entre sí. Tenés que encontrar que esas canciones realmente se amen", dice López, y en Polk pasa. Es un disco conceptual, unido por una conexión espiritual que se relaciona con el tiempo, tema que atraviesa los 12 temas.

En este momento, la "cuestión poética" es la prioridad del compositor. A sus poesías las musicaliza con folk, soft rock y sobre todo con folclore argentino, fusión que hace pensar en figuras como Pedro Aznar o Lisandro Aristimuño. "Yo vibro mucho con las bagualas, con las vidalas, la zamba, la chacarera", reconoce, y aunque le gusta la milonga, la ejecuta "muy" a su modo.

"Polk se trata de cruzar lenguas y de que no te termines de enterar cuándo cruzaste la frontera de un lenguaje a otro", resume López, que tiene delante una obra sin terminar. Es que Polk se completará con un documental llamado Polk, crónica de viaje, dirigido por Andrés Borotra y a lanzarse antes de fin de año; y por un libro con muchas imágenes, que seguramente se publicará en 2016.

Dany López decidió encaminarse como solista y trabajar fuerte en la composición, "el lugar de donde tengo algo para dar". Eso lo demostrará el 30 en la Hugo Balzo, donde se prepara para vivir "una fiesta" y para dar el corazón, la única manera en la que concibe hacer su arte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados