cambio de estilo

Lady Gaga se desnuda y deja los artificios de lado

Después de un breve estancamiento, la artista se reinventó para despegar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gaga dejó los vestuarios extravagantes e incorporó un estilo más refinado. Foto: Reuters

Un vestido hecho de carne, una performance artística en la que dos jóvenes le vomitaban arriba, la llegada a los premios Grammy del 2011 adentro de un huevo y un vestido hecho de peluches: esas son sólo algunas de las excentricidades con las que Lady Gaga se hizo reina de los titulares.

Por eso, cuando cantó en la entrega de los premios Oscar el año pasado, todo el mundo parecía sorprendido de que Lady Gaga (nacida Stefani Germanotta) supiera cantar. Cuando la artista se subió al escenario e hizo una versión de la canción de La novicia rebelde, fue uno de los momentos más emocionantes de la ceremonia, al punto de que Julie Andrews se emocionó hasta las lágrimas.

Así, sin bailarines, ni vestuarios extravagantes, o efectos que le distorsionen la voz, es como Lady Gaga es más potente. Lo único es que ella no lo sabía. "Mis locos estilismos no son una muestra de confianza en mí misma", le dijo a la revista Billboard. Cuando todos la criticaban por "querer llamar la atención", lo que en realidad estaba haciendo era esconderse.

El que tratara de ocultar su sensualidad o que su objetivo principal no fuera verse bien, chocaba con la generación de cantantes pop hermosas y bronceadas a la que el público estaba acostumbrado. Muy pocos entendieron el pasaje de Britney Spears, Beyonce y Cristina Aguilera —las tres casi perfectas— a Nicki Minaj y Katy Perry, que se visten de forma extravagante y no les molesta mostrar que son humanas y que por lo tanto tienen fallas.

El primer disco de Gaga, The Fame, salió a la venta en el 2008 y fue un éxito. A medida que fueron pasando los años y los discos fue presionando los límites. Pero lo que en un principio era novedoso, luego se volvió aburrido y hasta un chiste.

El punto de quiebre fue en el 2013, con el disco Artpop, que ya con el nombre delataba que era demasiado pretencioso. La crítica lo destrozó y las ventas tampoco fueron auspiciosas. En ese momento sus detractores festejaron el golpe, que parecía ser definitivo.

Pero, de a poco, Gaga se reveló contra los artificios que había construido y que terminaron por ahogarla. Una vez despojada de lo que distraía y ocultaba su talento, demostró que es una auténtica artista.

Para eso fue perfecta la colaboración con Tony Benett —que había logrado algo similar con Amy Winehouse, a la que se la había comido la fama—, con el disco Cheek to cheek, en el que cantaban a dúo canciones de jazz. Ya no quedaban dudas: Lady Gaga sabe cantar.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Ese cambio en lo artístico fue acompañado por su imagen: dejó los vestidos extravagantes y pasó a ser una nueva encarnación del glamour clásico de Hollywood.

Una vez que volvió a encontrar su camino vinieron todos los éxitos. Lanzó Til it happens to you, una canción que habla sobre el abuso sexual, y logró sensibilizar sobre un tema traumático para ella. "La peor parte para mí fue volver a aceptarme", cuenta Gaga, que durante años ha ocultado este hecho. Con el single cosechó aplausos y una nominación a los premios Grammy.

También fue elegida para encarnar a "la condesa" en la sexta temporada de American Horror Story, la serie de terror dirigida por Ryan Murphy. El personaje le sienta como anillo al dedo, es una dama callada y perversa, siempre vestida de gala y con mucho glamour; nada de lo que usa es algo que no se lo pondría la propia Gaga.

Aunque ya había demostrado que tenía potencial para la actuación en sus videoclips, en el show lo terminó por demostrar. Tal es así que ayer fue nominada a un Globo de Oro a Mejor Actriz por su rol como "la condesa". "Le pido disculpas a mis vecinos, sigo gritando en mi apartamento en Nueva York. ¡Estoy nominada como actriz a un Globo de Oro! ¡Qué sueño! ¿Es real?", escribió en Twitter.

Así que sí, Lady Gaga canta, actúa, y hoy es más relevante que nunca. Ahora planea el golpe final para terminar de convencer a los incrédulos de que es una artista en serio. Gaga ya anunció que está preparando un nuevo disco como solista. Solo queda esperar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados