vea el video

Katy Perry en el Super Bowl

Arrancó sobre un león gigante y terminó sobrevolando la cancha como una suerte de estrella (¿o cometa?). Katy Perry reafirmó su impronta masiva y popular con su presentación en el entretiempo del Super Bowl.

Si no puede ver el video haga click aquí.

Suerte que la televisión estadounidense nos da un show como este. Porque sería muy arduo tener que comentar el ajedrez estratégico que hizo que los New England Patriots ganaran la final del campeonato de la National Football League. O en qué consistió el "Deflategate". 

La morocha hizo sus hits —los que quiere mantener en el candelero (Roar, Dark horse) y los que ya estuvieron ahí (Teenage dream, Californa gurls)— mejor de lo que cabría esperar teniendo en cuenta que tuvo que bailar al lado de unos tiburones sonrientes (y unas pelotas tristes). O que el primer vestido parecía el bosquejo, en papel, del vestido de fuego digital que Jennifer Lawrence llevó en Los juegos del hambre. 

Nada de eso le quitó lustre al show de Perry. O sí. Pero entre tanto cambio de vestuario, de escenografía, de proyecciones, de bailarines, uno no alcanza a pensar demasiado. Los colores y las formas se suceden sin cesar y apenas hay tiempo para apreciar el piso animado y mutante durante Dark horse. Lástima que Lenny Kravitz le pone fin a ese segmento con un solo de guitarra en I kissed a girl, pero la desilusión dura poco, como todo durante el entretiempo de la final. 

Los apenas 13 minutos de los que dispone la industria del entretenimiento y musical de Estados Unidos fueron, con todo, aprovechados para mostrarse con todos los chiches disponibles para una transmisión televisiva. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados