ENTREVISTA

Karol Sevilla: "Ya no soy la niña de los patines; soy una mujer que está creciendo"

La exprotagonista de "Soy Luna" lanzó su carrera solista con "Tus besos", una canción que muestra una nueva faceta de su carrera. Sobre eso, habló con El País.

Karol Sevilla. Foto: Difusión.
Karol Sevilla. Foto: Difusión.

La cantante y actriz mexicana Karol Sevilla ya empezó nueva etapa de su vida. Tras el enorme éxito que le significó haber protagonizado Soy Luna, la tira de Disney Channel que la llevó a recorrer el continente a base de unas cuantas canciones optimistas y éxitos radiales, lanzó su carrera solista.

A través de una búsqueda que apuesta por la madurez en las letras y el acercamiento a nuevos estilos musicales, Sevilla lanzó “Tus besos”, una canción que ya acumula dos millones y medio de reproducciones en YouTube, y que se encarga de poner a la joven entre las nuevas promesas de la escena musical.

Sobre este estreno, la cantante y actriz de 21 años habló con El País.

—La primera semana de enero lanzaste “Tus besos”, una canción que mezcla reggaetón, pop y vallenato. ¿Cómo tomaste la repercusión que se generó en estos días?

—Estoy muy emocionada y sigo en shock porque no me esperaba un recibimiento tan grande. Al principio pasé por ese miedo e incertidumbre de no saber cómo se lo iba a tomar la gente. “Tus besos” muestra a una Karol un poquito más grande y, como dices, es la primera vez que canto una canción del género pop urbano; entonces me saca de lo que la gente cree que es normal escucharme cantar. Pero lo tomaron superbien y al segundo día llegamos al millón de reproducciones en YouTube. La canción fue tendencia mundial e incluso llegamos hasta Japón (se ríe). No me la esperaba en absoluto, y no es porque no confiara en mí, pero uno no se lo espera para su primer lanzamiento solista.

—Me gusta que hayas mencionado que “Tus besos” fue tendencia en Japón, porque en varias entrevistas dijiste que tu sueño era publicar una canción o disco allá. Imagino que te emocionaste apenas conociste la noticia...

—¡Sí! Cuando vi que había llegado a Japón, literalmente me puse a llorar y no podía parar. Seguro en Japón cuando leían mi nombre, decían: “¿Y esta quién es? (risas).

—Recién comentaste que estás empezando a mostrar a una Karol “un poquito más grande”. ¿Sentís que, de a poco, estás dejando atrás a tu personaje de Soy Luna para enfocarte en un terreno más personal?

—Sí, 100%. Siento que el 2020 fue un año en el que tenía que encontrarme y saber qué quería hacer. Obviamente, tenia claro que no toda la vida iba a ser Luna, ni tampoco lo quería. También hay una realidad:mi crecimiento debe ser un proceso, porque no quería que sucediera de sopetón y que la gente dijera:“Wow, ¿qué le pasó a Karol?”. Necesitaba que poco a poco la gente fuera entendiendo que estaba creciendo con mi proyecto, con mi música y hasta como mujer. Y siento que logramos eso en la canción, que habla de un amor intenso, y la gente lo entendió muy bien.

—La canción incluye la frase: “pasemos la noche juntos”, que funciona como una muestra de que estás creciendo. ¿Cómo fue la decisión de incluirla en la letra?

—Justo cuando estaba grabando “Tus besos” hubo una pelea bastante grande en el estudio por esa frase. Una versión decía: “Pasa la vida conmigo” y la otra: “Pasa la noche conmigo”. A Stefano Vieni (su productor) y a mí nos gustó más la segunda versión, pero al resto del equipo le parecía muy fuerte. Yo les dije que pasar la noche con alguien también significa ir de fiesta o ver series. Al final quisimos meter las dos, porque también tengo que demostrar que estoy creciendo. Cuando lanzamos “Tus besos”, pensamos que iba a ser una parte fuerte para la gente, pero no pasó nada. “¿Ven? ¡Se los dije!”, le respondí a mi equipo (risas).

Karol Sevilla. Foto: Difusión.
Karol Sevilla. Foto: Difusión.

—Está bueno lo que mencionás, porque la frase se basa en una intención honesta. No tenían por qué sacarla.

—Exactamente, y es un crecimiento natural que se nota en el videoclip, que muestra a las tres Karol. La primera es muy girly porque está toda de rosita; la segunda es más coqueta y está con un chico con el que hay coqueteo y una intensidad muy grande; y la tercera ya es una Karol mujer, que es más sexy pero sin ser vulgar. Es una balanza que va muy bien, y no hay ninguna Karol que esté más presente que las otras.

—Esta es la primera vez en tu carrera en la que sos la verdadera protagonista de las canciones. ¿Qué cambios has notado en este último tiempo?

—Creo que maduré muchísimo, y se nota hasta cuando hablo. Crecí y esa es una responsabilidad muy grande porque antes otras personas cargaban la mochila por mí; ahora yo soy la que pone la imagen, la que habla y la que da el mensaje. Con esta nueva música me siento feliz porque no me he tenido crear un personaje. La que canta soy yo, y es algo así como: “Ok, ya no soy la niña de los patines; soy una mujer que está creciendo y que está viviendo nuevas experiencias”. Y pude encontrar un refugio en la música para trasladar todos mis sentimientos a una canción. Puedo escribir de la vez que me rompieron el corazón y mi primer desilusión, y que la gente se sienta identificada con el mensaje. Pero este es un crecimiento natural; creo que todos queremos vivir las cosas tan rápido, que a veces no aprovechamos el momento de ir subiendo un escalón a la vez.

—¿Cómo ha cambiado tu proceso de composición en este tiempo?

—Cuando me junto con Stefano en el estudio, le cuento cuál es mi idea y componemos, pero a veces termina sucediendo otra cosa. Me ha pasado de decir: “Quiero cantar una canción de amor”, y terminar con una letra de desamor total y todos terminamos llorando, así que digo: “Bueno, no creo más en el amor. Mejor vamos a comer” (Risas).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados