EN QUÉ ANDA

Julio Iglesias: galán septuagenario, amigado con Enrique y sin intención de retirarse

El cantante español más exitoso tuvo que suspender su gira por España por el coronavirus, pero no tiene intenciones de parar de trabajar, asegura

Julio Iglesias
Julio Iglesias

Uno pensaría que a estas alturas de su carrera Julio Iglesias ya lo habría conseguido todo, pero en una entrevista con motivo de la presentación de su beca junto a la Fundación Cultural Latin Grammy, asegura que todavía le quedan metas por lograr y también algunas heridas por cicatrizar.

“Me quedan muchas espinas clavadas y muchos sueños por cumplir, pero todo inconfesable”, dijo a Efe en un cuestionario por email.

Leyenda de la música latina, ganador de un Grammy honorífico por toda su carrera (Lifetime Achievement Award) y premiado con un Grammy Latino especial por toda su trayectoria (Persona del Año), Iglesias anunció que la beca con su nombre será para la española Mar Giménez Marín. La beca otorga una cantidad máxima de 200.000 dólares durante cuatro años para que esta pianista y cantante de 22 años pueda estudiar en la prestigiosa universidad musical de Berklee (Boston, Estados Unidos.).

En una entrevista por escrito realizada antes de la oleada de protestas antirracistas que recorren estos días Estados Unidos, Iglesias, que vive entre Miami y Casa de Campo (República Dominicana), explicó que ha sobrellevado la pandemia “como todo el mundo”: “En casa y lavándome las manos”. Sin embargo, la crisis del coronavirus arruinó sus planes de actuar en España este año, unos conciertos muy esperados que, si bien no dio completamente por cancelados en ese momento, terminaron siendo suspendidos luego, como era de esperar.

“Tendremos que esperar a que esta terrible pandemia nos permita hacer conciertos. Tengo muchas ganas de cantar en mi país”, indicó.

Eso sí, la pandemia no le ha hecho pensar en una despedida definitiva y, una vez más, se refirió a su ya tradicional manera de despejar a patadas los rumores de un adiós. “Yo me retiraré cuando me retiren”, dijo.

Acerca de la beca, el cantante señaló que para él es importante “ayudar a forjar la próxima generación de músicos latinos para que puedan competir a nivel mundial”. “Creo que el talento musical de los jóvenes latinos es muy grande, y si eso lo potenciamos con una educación de primera categoría, el resultado a largo plazo puede ser espectacular”, defendió el artista, que, además de prestar su nombre, hizo una donación para el programa.

El cantante contó además que para él esto es, en el fondo, un gesto de agradecimiento. “Surge de mi deseo de devolver a la comunidad latina parte del enorme apoyo que me ha dado a lo largo de mi carrera artística”, afirmó.

La gira que tenía previsto ofrecer en los próximos meses en España fue suspendida esta semana, debido a “las restricciones impuestas por las autoridades por la situación provocada por el COVID-19”. Así lo comunicó el pasado martes la oficina del artista, que debería actuar el 5 de agosto en la localidad malagueña de Fuengirola y el 5 de septiembre en la plaza de toros de Córdoba, ambos eventos con el aforo “prácticamente todo vendido”.

Iglesias también tenía programados conciertos en agosto en la plaza de toros de Alicante, en Chiclana dentro del Concert Music Festival, en el festival de Cap Roig que se celebra en Palafrugell (Girona) y en el Stone & Music Festival, que iba a celebrarse en el Teatro Romano de Mérida con las localidades agotadas.

Estaba planeado que con estos conciertos el artista español con mayores ventas de todos los tiempos conmemorara sus ya más de 50 años en la música, desde su victoria en el Festival de Benidorm.

Iglesias, que cumplirá 77 años en setiembre, ganó aquel festival en 1968 con la canción “La vida sigue igual”, lo que le garantizó un primer contrato discográfico y rápidamente entró en circulación con su primer sencillo. Abrazó el éxito en la década de 1970, conquistó América Latina y desde entonces se expandió: consolidó su fama en Estados Unidos en los ochenta y de ahí dio el salto mundial, entre éxitos pop y melódicos. Su icónico disco La carretera, de 1995, se convirtió en Disco de Platino en su primer día de ventas. Eso refleja en parte los picos de fama que tuvo Iglesias durante una larguísima trayectoria.

Su curriculum incluye, además de galardones varios, algunas entradas al Libro Guiness por sus récords de ventas, y alguna polémica sobre todo por hijos extramatrimoniales. Tampoco ha sido fácil el vínculo con su hijo más conocido, el también cantante Enrique Iglesias: este mes se reveló que estuvieron sin hablarse casi por 20 años, y la principal diferencia fue el poco apoyo que Julio le dio a Enrique en sus comienzos como artista. Padre e hijo retomaron contacto el año pasado, y recién luego de eso el veterano cantor conoció a su nuera, Anna Kournikova. Todo está en el libro Soy un truhán, soy un señor (o casi), las memorias de Ramón Arcusa del Dúo Dinámico y colaborador de Julio Iglesias por años.

En noviembre se cumplirán 25 años de la salida del disco debut de Enrique (Enrique Iglesias), que incluía los éxitos “Si tú te vas” y “Experiencia religiosa”, entre otros.

Julio se mantuvo apartado de las redes desde 2019, hasta que en abril acudió a ellas por el fallecimiento de su suegra, Paula Bakker, madre de su esposa Miranda Rijnsburger y abuela de sus hijos menores. “En estos días de soledades no elegidas, cuando la distancia nos hace vivir de otra manera. En estos días de tiempos para pensar, repasando mi vida, me encuentro con esta canción que escribí hace muchos años. Mi tristeza se la ha llevado el viento, me quedo con este recuerdo”, es el último posteo en su perfil de Instagram. Pasan los años y Julio Iglesias sigue así, activo, nostálgico y elegante como siempre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados