Show

Juanita Fernández y una idea que nació de noche y levantó vuelo

La artista presenta Pájaros, mañana en la Sala Hugo Balzo

Juanita Fernández
Juanita Fernández. Foto: Mariana Martínez. Parula Estudio Fotográfico

El comienzo fue un accidente. Era 2006, Juanita Fernández se había mudado a Buenos Aires, y la ciudad no la dejaba dormir. Llevaba tres días de insomnio y estaba, como tantas madrugadas, en la azotea, cuando escuchó un zorzal. No era la primera vez que esta mujer criada en San José, en una localidad (Rafael Perazza) en la que viven unas 2.000 personas, escuchaba al pájaro criollo que le dio apodo a Carlos Gardel, pero nunca había oído su canto así, como aquella madrugada.

Lo que nació del insomnio y el aburrimiento (Fernández se puso a sacar las notas del canto del pájaro y a bocetar), se transformó en Pájaros, el disco y espectáculo que presenta mañana en la Sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del Sodre, a las 21.00. Quedan entradas en Tickantel.

“Hoy no nos tomamos ese tiempo, pero a mí me pareció necesario para madurar una idea artística, que para mí es un aporte”, dice Fernández a El País sobre un proceso que le llevó 10 años de trabajo. Durante la última década investigó, escribió y se encontró con la teoría de Olivier Messiaen, compositor de la vanguardia francesa con estudios ornitológicos, que había abordado estas ideas a las que ella llegó, otra vez, por accidente.

De hecho, estuvo un año para definir el ensamble que la acompaña, integrado por el pianista Andrés Bedó, el baterista Felipe Badaró y el contrabajista Andrés Pigatto. En escena, ella canta, toca varios instrumentos y maneja un live set, para abordar con la mayor fidelidad posible el canto de 11 pájaros del Cono Sur.

Fernández admite que vio este proyecto como “una bobada”, pero ahora está convencida de que vale la pena y espera poder sacarlo a otros países, ya que tiene tanto que ver con la música contemporánea como con la popular, y con el "free jazz". En ese sentido, asegura que la propuesta no es para determinado público, sino que requiere de “curiosidad y cierto grado de valor, de coraje”.

Con Pájaros, Fernández, que fue formada académicamente en percusión, termina de afianzarse en la escena, donde viene cobrando fuerza. En 2016 montó el espectáculo Menú Raíz con Samantha Navarro, y para este año hará el diseño sonoro de Yerma, de Lorca, en versión de la Comedia Nacional; presentará una instalación en el Espacio de Arte Contemporáneo, participará de un ensamble que entre Buenos Aires, Montevideo y San Pablo hará una obra de Steven Anderson; otro concierto con un pianista de jazz y, en Púlsar, el ciclo de música contemporánea que dirige, se estrenará Hipernova, una ópera nacional.

“Recién ahora siento que tengo algo interesante que aportar, porque para mí ser artista no significa hacer cosas artísticas. Hacer cosas artísticas lo hace cualquiera. El trabajo artístico es una responsabilidad individual”, afirma.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º