MÚSICA

Juan Campodónico: reconectar con las mil facetas del artista

El músico y productor abre una nueva etapa y presenta un live set, el 17 en La Trastienda

Juan Campodónico
Juan Campodónico. Foto: Difusión

Juan Campodónico es cantante, músico, compositor. Es productor de renombre y ha trabajado años con Jorge Drexler y El Cuarteto de Nos. Es el de Peyote Asesino, el de Bajofondo, el centro del colectivo Campo. Pero antes que todo eso es Juan Campodónico, más allá de que nunca ha presentado un trabajo propio bajo ese nombre. Hasta ahora: el 17 de mayo presentará un live set (no es un DJ set ni un recital, aclara) en La Trastienda, donde pondrá en juego la música que ha compuesto, producido o remixado, a través de nuevas versiones y búsquedas. Lo acompañarán varios invitados (Arquero, Santullo, Martín Rivero y más), bajo una consigna que define como “inmersiva”: “quiero que todos nos zambullamos en esa cosa que va a ocurrir ahí, incluyéndome”, dice en charla con El País.

Para Campodónico, este live set es “como conectarme con algo que es lo que soy yo: un productor de música electrónica, con las herramientas de la música electrónica, y llevarlo al vivo, porque lo que había estado haciendo en los últimos años era tocar en un rol más tradicional. Pero en realidad para mí es un lugar supernatural. Me resulta un lugar bastante cómodo, un lugar natural a donde ir”.

—Si bien tenés una naturaleza colaborativa, este proceso de trabajo lo estás haciendo muy solo.

—Es la primera vez en mi vida que uso mi nombre para hacer algo. Siempre ha sido como en el contexto de otras entidades: El Peyote, Bajofondo, Campo. En este caso es Juan Campodónico, y es la primera vez en mi vida que uso mi nombre.

—¿Eso te genera algo diferente?

—Es una página en blanco que está para escribirse. El día que me di cuenta de eso dije: “qué mal”, pero enseguida dije: “qué bien, qué gran oportunidad. Ahora tengo un artista para el que la página está en blanco todavía (se ríe)”. Por una cuestión de seguir buscando y encontrando cosas, y que sea una actividad que me sorprenda y me lleve a lugares nuevos, me gustó hacer algo que tenga que ver con Juan Campodónico, el músico y productor de música electrónica. Que lo he sido en todas las cosas, pero nunca explícitamente. Es lo que quiero hacer a nivel discográfico.

—¿Qué es lo que menos conoce la gente de este Juan Campodónico, o lo que menos has mostrado?

—Mucha gente conoce, consciente o inconscientemente, mi sonido, por los discos de otros. Muchas veces escuchás un disco de Jorge Drexler y estás escuchando mucha música mía metida ahí. Hay un montón de características de mi música que en realidad son muy bien conocidas: lo que me gustaba era llevarlo a una nueva exploración, transformar ese estilo en algo más explícito y un poco más experimental. Igual me parece que es un lindo momento en la música para experimentar. La música se ha vuelto muy de fórmula, entonces yo por lo menos, agradezco cuando escucho algo que no calza exactamente en los moldes de lo que estaba esperando, siempre y cuando sea una música linda, inspiradora. Creo que hay una saturación de las fórmulas musicales; encuentro la música pop en particular, bastante reiterativa.

—Pero en eso juegan varios factores, y en el pop, aparecen artistas con propuestas nuevas, que impactan mucho y duran poco. Estuvo Lorde en la cima, ahora está Billie Eilish, y en dos años capaz que hay otra persona en ese lugar.

—Bueno, así es la historia de la humanidad (se ríe). Creo que eso es algo bastante cruel del pop, que es tirano en el sentido de que es medio de “use y tire”. Que gran parte de la cultura del consumo en Occidente y en todos lados, vaya para ese lado, no quiere decir que sea la única opción. Ahí también está la búsqueda de cada uno dentro de las opciones que tenés en la música. A mí me pasa al revés con las estadísticas de internet: cuanto más hits tiene, menos me interesa. Pero tomar la cantidad de reproducciones como un valor único, para mí es una aproximación inocente, porque si no terminás llenando el Lollapalooza de artistas que no son grandes performers, pero tienen muchísimos hits.

—Pero también hay artistas que se paran en ese lugar, como: “mirá mi música que tiene tantos clics, y eso la debería hacer más importante que la de otro”.

—Es que yo creo que exactamente tiene que ver con eso. Hay artistas que hoy en día son más artistas informáticos de las redes, que músicos. Y está bien, porque la música es uno de los ingredientes o dimensiones con las que trabajan. Pero de repente hay artistas que son megapopulares, pero quizás no es por la calidad de su música sino por su calidad performática, su discurso o su propia actividad en redes. Lo que me da un poquito de cosa es como la confusión cuando te dicen: “mirá este músico, qué increíble”, y yo escucho la música y digo: mirá que la música no me parece tan increíble. De repente él es increíble por su discurso, las temáticas que está planteando; ahora, si vos me estás hablando solo de la música, no me llama tanto la atención. Lo bueno de todo el fenómeno es el despliegue de opciones, que tenés para elegir en dónde meterte y qué cosas explorar, ¿no? Esa parte está buenísima.

Juan Campodónico. Foto: Matilde Campodónico.
Juan Campodónico. Foto: Matilde Campodónico.
planes

Lo que se viene para Campodónico

Bajofondo: “En octubre vamos a tocar el disco de Bajofondo; tenemos planeada una gira por Latinoamérica y otras regiones, y vamos a tocar acá”, adelanta sobre lo que se viene para otro grupo que integra. Bajofondo está por lanzar en meses su nuevo disco, más psicodélico que los anteriores".

Peyote Asesino: “Con Peyote estamos grabando, pero mega relax. Grabamos seis temas; tenemos uno que es precioso, queremos sacarlo en breve. Nos costó volver a llegar a algo como Peyote Asesino, pero ahora aparecieron unas canciones que están buenísimas. Ojalá saquemos disco antes de fin de año”, adelanta el cantante sobre este proyecto.

Productor: Desde su rol de productor, Campodónico está trabajando en el nuevo disco del grupo argentino Perotá Chingó. “Es la primera vez que estoy produciendo un disco de otra persona, pero bien desde el lugar de hacer beats de música electrónica. Y está buenísimo”, dice al respecto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)