Obituario

José José, un príncipe de voz poderosa y una vida complicada

Una guía para conocer al cantante mexicano fallecido el sábado a los 71 años

José José
José José, uno de los grandes ídolos de la música mexicana

Sentado en su oficina en Los Ángeles en 1973, Frank Sinatra quedó prendado al oír una cinta de José José. Inmediatamente, ordenó a sus asistentes que localizaran al prodigioso barítono y le hicieran una oferta para grabar con Reprise Records, su sello.

El mexicano aceptó sin chistar, pero su casa discográfica, RCA Victor, se negó porque tenía un contrato de exclusividad con “el príncipe de la canción” quien, una vez conocida la noticia, se deprimió y se refugió en el alcohol y en los discos de Sinatra, recordó José José en su autobiografía, Esta es mi vida.

Cuatro años más tarde, Sinatra se cruzó la frontera hacia un club nocturno en la ciudad mexicana de Tijuana donde José José se presentó. Al final de la noche, Sinatra le dejó un recado con el dueño del lugar: “si sigues cantando así, te vas a lastimar, tienes que vocalizar”.

José Rómulo Sosa Ortiz, conocido como José José, ignoró ese consejo y, sumado al abuso del alcohol y otros males, se lastimó la voz, aquel portento de rango completo que lo colocó como rey de la balada en español y le permitió pasear su talento por decenas de países en 55 años de carrera.

“José José ha vivido su vida como le ha dado la gana, ha hecho lo que le gustó, lo que quiso siempre, ha vivido pleno, lo de hoy es el remate de muchas vivencias”, dijo el también cantante Enrique Guzmán tras una de las últimas internaciones de su amigo, a mediados de 2018.

Más de un año después de esa visita, el “príncipe de la canción” falleció el sábado a los 71 años en Florida.

Hijo de José Sosa Esquivel, tenor de ópera, y Margarita Ortiz Pensado, concertista de piano, José José inició pronto su carrera musical: siendo apenas un niño debutó en el coro de su colegio y, luego que su padre abandonara su casa, en 1963, formó un trío iniciando formalmente su carrera a los 15 años.

Tras un arranque poco auspicioso, en el que se presentaba en clubes nocturnos y hasta formó un grupo de jazz y bossa nova donde tocaba el contrabajo, finalmente obtuvo un contrato con la filial mexicana del sello internacional RCA Victor y en 1969 editó su primer álbum como José José.

Más tarde, ya famoso, el cantante contó que su nombre artístico se inspiró en el nombre de su padre, quien murió en 1968 víctima del alcoholismo.

A pesar de que ya contaba con temas memorables como “La nave del olvido”, José José conquistó al mundo de habla hispana con la magistral interpretación de "El triste" en el Festival OTI de la canción latina de 1970. Los jueces no le dieron el triunfo, pero la presentación lo catapultó al estrellato.

A partir de allí y con apenas 22 años, inició un romance con sus admiradores que colocaron sus interpretaciones de “40 y 20”, “Y quién puede ser”, “Amar y querer”, y “Lo pasado, pasado”, como himnos de la balada en español. En Uruguay, una de sus canciones más reconocibles es “Gavilán o paloma”.

La década de 1980 sería la más exitosa de su carrera logrando vender dos millones de copias de su álbum Secretos en apenas unas cuantas semanas y debutando en el cine.

Ganó varios Grammy, vendió más de 250 millones de discos y su carrera abarcó más de medio siglo, es junto a Juan Gabriel el gran cantante melódico de México.

Pero su dipsomanía y la falta de descanso dañaron irremediablemente sus cuerdas vocales, obligándolo a someterse a varias operaciones, sin el éxito esperado.

Se dijo que ganó lo suficiente como para comprarse una isla, pero en su autobiografía confesó que sus productores lo estafaron y tuvo que vender su mansión en Miami y rematar un Rolls-Royce para vivir sin penurias sus últimos años.

Una de las pocas cosas de las que nunca se desprendió fue un anillo de brillantes que le regaló Frank Sinatra, el espejo en el que siempre se miró como artista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)