ENTREVISTA

John Taylor a El País: "La gente todavía espera algo diferente de Duran Duran"

El bajista de Duran Duran habló con El País sobre "Invisible" (el primer sencillo de "Future Past"), la vigencia de su grupo, la grabación del álbum "Notorious" y lo efímero del pop

Duran Duran. Foto: Difusión.
Duran Duran. Foto: Difusión.

A John Taylor (en la foto, el segundo desde la izquierda) no le parece haber afectado el paso del tiempo. Basta con ver su saludo a El País desde el otro lado de la videollamada por Zoom para comprobarlo. El bajista de 60 años —una de las grandes estrellas de la música de los ochenta—, mantiene la cuidada melena y ese porte de rockstar que supo enamorar a millones de fanáticos que veían los videoclips de clásicos de Duran Duran como “Girls On Film” o “Hungry Like the Wolf”.

“¿Sos de Uruguay? ¡Genial!”, comenta con una sonrisa desde el sillón aterciopelado donde pasó gran parte de su tarde ofreciendo entrevistas a varios medios latinoamericanos. No hace mención, ni pudo ser introducido en la conversación algo de su visita a Montevideo en 1993. El tiempo es acotado y Taylor se entusiasma cuando hablar de música. Está presentando “Invisible”, el primer adelanto de Future Past, el nuevo disco de su banda. “Empecemos”, propone mientras se acomoda los auriculares.

—El primer sencillo de su nuevo álbum fue compuesto antes de la pandemia, pero tomó un nuevo significado: “¿Perdimos la memoria? / ¿Me siento adormecido?, / ¿Ya soy invisible?”. ¿Lo has notado?

—Sí, lo llamativo del nuevo álbum es que nos tomamos casi un año de descanso mientras lo hacíamos. En marzo de 2020 estábamos muy concentrados en nuestro estudio de Londres para tratar de lanzarlo en el verano (boreal). Nos estábamos volviendo locos para tratar de completarlo, pero apenas llegó la pandemia lo pausamos. Cada uno se encerró y casi ni nos hablamos por nueve meses. Es más, ni siquiera escuchamos lo que habíamos grabado. Cuando la situación cambió y volvimos al estudio, escuchamos las canciones para ver cómo habían quedado e “Invisible” nos sorprendió. Fue como: “Dios, este es un fiel reflejo de este momento”. Esa frase que mencionaste es increíble. Nos dio una nueva perspectiva y la energía necesaria para terminar el álbum y hacerlo bien, porque la gente todavía espera algo diferente de Duran Duran.

—El año pasado te contagiaste de coronavirus, y en tu recuperación subiste a YouTube tutoriales de bajo con la historia de clásicos como “Rio” y “Girls On Film”. ¿Eso te permitió analizar el legado de Duran Duran?

—Definitivamente. Me di cuenta de que nuestras mejores canciones surgieron de la combinación de ideas bien distintas. Nunca fuimos una banda que tuviera a un compositor, sino que siempre construimos las canciones en conjunto, y eso me permitió apreciar la contribución de todos. Cuando retomás canciones como “Río” o “Planet Earth” con el tiempo suficiente como para escucharlas con un oído crítico, decís: “Mierda, estos pibes eran realmente increíbles. ¿Qué drogas estaban tomando?” (risas) Cada tanto necesito volver a esos clásicos y repasar cómo fue la dinámica cuando hicimos nuestros mejores trabajos. También puedo redescubrir lo bueno que somos cuando estamos juntos. Cuando recién arrancamos a tocar apenas éramos músicos. No podíamos tocar demasiado, pero teníamos mucho entusiasmo. Yo me convertí en un bajista de verdad cuando empecé a tocar con Roger (Taylor), y así descubrí lo mejor de mí. No es común que un grupo de músicos puedan desarrollar un estilo único, y por eso Duran Duran ha sido tan importante.

—Ustedes ayudaron a definir el sonido de los ochenta. Lo lograron con tus líneas sincopadas de bajo, los sintetizadores y el abordaje de la batería. Lo interesante es que muchos de esos elementos siguen vigentes. ¿Estás de acuerdo?

—Sí. Cuando yo empecé a tocar en los setenta, la música disco era odiada por los punks, y el punk era odiado por los fanáticos de la música disco. Eran polos distintos, pero yo amaba ambos estilos. Con Duran Duran los unimos y desde el primer momento, dijimos: “¿Saben qué? Vamos a ser ruidosos. Somos punks, pero también queremos hacer discos con los que la gente pueda bailar”.

—Había varios grupos detrás de esa búsqueda, ¿verdad?.

—El post-punk fue una etapa muy fértil para la música, tanto en Inglaterra como en Nueva York. El post-punk tenía algunas de las cosas más interesantes del momento y todos los músicos que llegaron al punk un poquito más tarde de su explosión se dieron cuenta de que el puesto de los Sex Pistols ya había sido tomado, así que había que encontrar otro lugar. Es por eso que hubo tantos grupos increíbles, como James White and The Contortions, Japan y Doctors of Madness. Con Duran Duran fue algo similar: quisimos usar sintetizadores a lo Giorgio Moroder (canta una parte de “I Feel Love”, de Donna Summer) y así es como encontramos nuestro estilo.

—Y hay mucho de eso en Notorious, que en 2021 cumple 35 años. ¿Qué tan importante fue ese álbum en su carrera?

—Fue muy importante. Simon (Le Bon), Nick (Rhodesy yo seguimos adelante mientras que Roger dejó el grupo y Andy (Taylor) se molestó y nos dijo: “Fuck You”. Tuvimos una especie de batalla con él y fue algo muy confuso, así que tuvimos que encontrar un nuevo sonido. Notorious fue, en gran medida, el comienzo de la aventura de Duran Duran. En ese momento no teníamos miembros suficientes como para tener una banda, así que trabajamos con Nile Rodgers, Steve Ferrone y Warren Cuccurullo, que son músicos increíbles y que nos dieron un sonido totalmente distinto a los álbumes anteriores. Fue increíble porque logramos ese sonido de funk-muscular y un ambiente de R&B que fue tan importante para nosotros.

—Y lo mejor es que lograron reinventarse.

—Lo llamativo de ser una estrella pop es que el pop es muy efímero, y después de solo cinco años de habernos convertido en estrellas, los medios empezaron a decir: “Ok, ustedes ya pasaron de moda. Adiós, Duran Duran, ya están muertos”. Pero con Notorious demostramos que no queríamos bajar los brazos porque sentíamos que recién estábamos arrancando y entendiendo lo que significaba hacer música. Y eso es lo que seguimos haciendo hasta ahora: tratamos de probar que seguimos vigentes y que somos capaces de hacer buena canciones. Esa búsqueda es la que nos mantuvo tanto tiempo unidos, porque todavía hay gente que dice: “¿Duran Duran? ¿Todavía siguen tocando?”. Y les queremos demostrar que están equivocados.

"invisible"

Un videoclip ideado con inteligencia artifical

El videoclip oficial de "Invisible" parte de una colaboración única en su tipo entre artistas en diferentes planos de existencia. Una innovación mundial en donde “Huxley” es una I.A (inteligencia artificial) cuya "mente" ha sido diseñada en base a lo que sabemos sobre cómo funcionan los procesos cognitivos y emocionales de los seres humanos.

"A medida que vamos saliendo de la pandemia, todos nos sentimos con un poco de resaca; nos rascamos la cabeza y nos preguntamos qué está pasando. Creo que esa ambigüedad es buena porque cuando la gente vea el videoclip de 'Invisible' no va a entender nada, y eso es lo bueno del arte abstracto", le dice John Taylor a El País. "Es muy fácil proyectar tus sentimientos en el video y creo que en este momento es algo muy interesante porque la gente está sintiendo demasiadas cosas diferentes. Lo mismo me pasa con la canción: es muy ambigua y se puede escuchar de diferentes maneras, que se relacionan con todo lo que estuvimos viviendo en el último año".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados