ENTREVISTA

Antes de los shows con Serrat, Joaquín Sabina dijo: "Preferiría que ganara el Frente Amplio"

El miércoles, jueves y sábado, los músicos españoles presentarán "No hay dos sin tres" en el Antel Arena. Antes de sus shows, hablaron con medios locales

Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina. Foto: Francisco Flores.
Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina. Foto: Francisco Flores.

El lunes al mediodía, los españoles Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina recibieron a seis periodistas de distintos medios en el piso 25 del Hotel Sheraton. Entre los vasos con agua que esperaban en la mesa redonda del salón de reuniones del hotel, resaltaba un vaso con cerveza fría que aguardaba por Sabina.

Con sombrero, un pantalón a cuadros y un anillo de calavera en la mano derecha, el cantante de "Contigo" se tomó un trago antes de comenzar la entrevista. Mientras tanto, Serrat —de jean, saco y una camisa con flores— llenó su copa con agua sin gas. 

"Nos sentíamos solos en el escenario", dice Sabina con una sonrisa al hablar sobre una de las motivaciones para crear No hay dos sin tres, su tercera gira en conjunto en 12 años. El primer encuentro fue en 2007, cuando emprendieron una gira bautizada Dos pájaros de un tiro —de la que luego se público un disco en vivo— y el segundo fue en 2012 con una nueva gira, y con un disco a dúo llamado La orquesta del Titanic. Ahora, regresan a Montevideo para presentar una serie de tres shows en el Antel Arena.

"Si el otro tiene un día regular, el otro le hecha una mano y le hace unas bromas. Fuera del escenarios, las comidas, las cenas y los viajes son muy divertidos", dice Sabina. "Es una magnífica excusa para regresar a lugares que uno quiere y ver gente que uno desea ver, a pesar de que los tiempos no acompañan y la situación también", agrega Serrat.

"Les aseguro que cuando nos juntamos no sabíamos que íbamos a encontrarnos aquí con un balotaje en las elecciones, ni sabíamos que íbamos a tener que suspender en Chile por la situación que se produjo, ni conocíamos ni teníamos idea de los planes de golpe de estado contra Evo Morales. Somos pobres víctimas del calendario y de las circunstancias", explicó Serrat. Además de los tres recitales en el Antel Arena (quedan entradas para el miércoles y el jueves), No hay dos sin tres pasó por Argentina y Paraguay. El calendario original incluía un show en Santiago, pero tuvo que ser cancelado a causa de la situación política y social del país.

"Nos sorprendió al igual que ustedes", explica Sabina cuando se le pregunta sobre la situación de Chile. "Porque él (señala a Serrat), tanto como yo, por nuestras vinculaciones a estas ciudades y estos países, procuramos estar bastante informados. Pero lo de Chile no se lo esperaba ni (Sebastián) Piñera", dice con una carcajada. "Creo que no se ha dado cuenta todavía, lo digo en serio", intercede Serrat. "No se ha dado cuenta de los sucesos; esto suele suceder bastante en aquellos que viven encerrados en su burbuja. Sea una compañía de aviación, como un palacio presidencial".

Respecto a los shows en Montevideo y el dato de que es el país que, proporcionalmente, tiene el mayor nivel de consumo de discos de ambos músicos, Sabina dijo: "La primera vez que me dijeron eso, que era el lugar donde más discos y gente llevaba proporcionalmente, me sorprendió mucho". 

"Tuve muchos más motivos para sentirme más interesado y más unido al Uruguay. Los dos tenemos largos caminos de amistades en Uruguay. Me parece que dentro de lo que es América Latina, Uruguay es un país que tiene algo de ejemplar. Es el único país que sigue teniendo una clase media culta, unas librerías extraordinarias y que se las arregla para un tipo de civilización política que no hay en otros lugares. Tenemos un lado del corazón muy oriental, muy uruguayo. Y soy de Peñarol".

Al ser consultado sobre la segunda vuelta electoral, Sabina respondió: "Estoy más despistado porque conocíamos a Tabaré y conozco al Pepe porque vino después de un show, pero no tengo ni idea de Martínez. Eso me tiene despistado porque no tengo opinión personal. Hay un empate técnico, pero preferiría que ganara el Frente Amplio".

serrat y sabina

Amistad y admiración

Consultados sobre las virtudes que cada uno envidia del otro, Serrat asegura: "Le envidio el talento. Se lo envidio y si no fuera conocido se lo robaría. Pero me es imposible porque me descubriría enseguida y pasaríamos un mal rato. Igualmente, sé que él sería capaz de regalarlo porque es muy generoso". Inmediatamente, su colega respondió: "Tengo un chiste muy bueno, que lo digo todos los días en el escenario. A él y a mí nos separan dos cosas: mi envidia y su talento".

—¿Qué canción del otro les gustaría haber compuesto?

Serrat: Cuando me haces esta pregunta pienso en tantas canciones, pero siempre hay una que prevalece, que es una canción que no canto nunca. No la canto nunca porque está escrita con códigos de un tiempo determinado, angustias determinadas y un período de España determinado que es imposible de transmitir en Uruguay por mucha cercanía que se tenga. Es un tiempo de posguerra, un tiempo de represión y de oscuridad. Es una canción hermosísima en la que los toros y los fusilamientos se mezclan; la muerte del torero y la vida de los vencedores y los vencidos. La canción se llama "De purísima y oro".

Sabina: Aunque yo no la cante por los mismos motivos que él ha dicho, está en un disco, que quien la quiera oír la tiene (se ríe).

¿Y tú, Joaquín?

Sabina: Pasa por épocas. Estos días me estoy enamorando de "El caprichoso al azar", porque está haciendo una interpretación maravillosa. "Paraules D' Amor" y todo el disco entero de Mediterráneo y En tránsito.

Lea la entrevista completa mañana en la edición en papel de El País. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)