Rolling Stones

La irreverencia de una imagen que se volvió un ícono del rock

La historia de la lengua de los Rolling Stones, la más famosa del mundo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Aunque se inspiró en la diosa hindú Kali, el diseño se inspiró en la boca de Jagger. Foto: AFP

Los fanáticos de los Rolling Stones tienen, entre otros posibles denominadores comunes, una especie de uniforme que seguramente dominará los looks del próximo martes. Es, claro, la famosa boca abierta con la lengua afuera, que se ha estampado en tantas incontables remeras.

Hasta el más indiferente (si hay alguno) a su música y a su importancia, si ve el logo, reconocerá en él a la banda británica. De alguna manera, el dibujo se volvió en una suerte de símbolo imperante dentro del mundo del rock.

¿Pero qué hay detrás del dibujo? ¿Cómo llegó a convertirse en el sello indiscutible de los Stones, la marca ineludible en su merchandising?

Fue con el disco Sticky Fingers, editado en 1971 y reeditado en 2015 por sus 44 años, que esta lengua se asomó por primera vez al mundo. En la portada estaba un jean con un cierre que se podía bajar (para descubrir qué más había, lo que generó controversias), y en el interior del sobre aparecía, sobre fondo blanco, la boca abierta.

En 1970, cuando los Stones ya se había consolidado como la banda más grande del planeta (y con The Beatles fuera de competencia), otra gira europea se avecinaba y había que cristalizar una imagen para las gráficas promocionales.

A Mick Jagger le sugirieron el nombre de John Pasche, un joven estudiante del Royal College of Art de Londres que se reconocía fan del grupo. Él presentó un diseño que gustó mucho; tanto, que poco después el cantante lo volvió a llamar.

Esta vez le pidió un boceto de un logo para la banda, que seguía creciendo a nivel mundial y quería moldear aún mejor su imagen. La única referencia que le dio Jagger fue una imagen de Kali, una diosa polémica del hinduismo.

En la mayoría de las imágenes Kali, que está asociada con la destrucción del mal, aparece con la lengua afuera, y eso disparó las ideas de Pasche.

"Yo quería un símbolo de la antiautoridad, algo que pudiese representar a los chicos malos del rock", contó una vez Pasche en entrevista con El Mercurio. Y cuando bocetó aquella primera lengua (el dibujo se llamaba sencillamente Tongue and lips, o sea Lengua y labios), seguramente no se haya imaginado la dimensión que tomaría.

Hoy parece obligación para un fanático de los Stones, tener algo (remera, cadenita, cuadro, tatuaje, lo que sea) con una lengua. Prácticamente la totalidad de ítems oficiales que se venden en los recitales, y que se venderán también en Montevideo, tendrán este sello.

De hecho, la lengua atraviesa la silueta del continente sudamericano en el afiche de la América Latina Olé Tour con la que el grupo se está presentando por esta región.

A partir del Sticky Fingers, en todos los trabajos de la banda apareció este ícono que, a la vez, evoca a la gigantesca boca tan característica de Jagger. Es el rasgo más distintivo de su rostro y el más llamativo personalmente, ha dicho en entrevistas el diseñador.

"Es genial que el logo haya conservado su popularidad a lo largo de los años. Creo que se convirtió en un símbolo de rebeldía para varias generaciones y, por alguna extraña razón, hoy funciona tan bien como en los 70", manifestó Pasche.

Quizás la supervivencia de esta imagen simple pero llamativa, tiene que ver con que de alguna manera representa lo que son los Stones. Son rockeros pasionales, que saben cómo usar la sensualidad como una herramienta (tanto en la música como en un escenario) y que además, le sacan la lengua al mundo. Se burlan de lo establecido, se divierten como niños, juegan con sus propias reglas.

Se dice que Jagger le pagó a Pasche a principios de la década de 1970 50 libras esterlinas por el logo, que se traducen en 72 dólares, casi 2.300 pesos uruguayos. En 2008, el museo Victoria & Albert de Londres compró el boceto original, de 40 centímetros de largo por 30 de ancho, por 62.900 euros, y lo tiene en su acervo.

Con 45 años arriba y una cotización potenciada, la lengua de los Stones no parece envejecer. Es un sello histórico, estampada en las remeras tanto como en las memorias.

Regalo charrúa para Sir Jagger

El jueves, en una cena con varios argentinos, el empresario argentino Guibert Englebienne le regaló a Mick Jagger una Loog Guitar, el instrumento de tres cuerdas para niños que creó el uruguayo Rafael Atijas. Atijas contó a El País que Jagger escuchó atentamente la historia de esta invención, firmó la que recibió de regalo y se mostró a gusto con el proyecto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)