MÚSICA

Una institución con gusto clásico

El Centro Cultural de Música ante una nueva temporada.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Clásico: Caamaño y autoridades del Centro Cultural de Música. Foto: F. Flores

Se realizó en la Sala Delmira Agustini del Teatro Solís el lanzamiento de la nueva temporada del Centro Cultural de Música, una institución privada sin fines de lucro que este año festeja sus 75 años, y que ha tenido históricamente una relación con grandes nombres de la música clásica y también de la danza.

Artistas como el bailarín Rudolf Nureyev, el director de orquesta Zubin Mehta, el violonchelista Yo-Yo Ma y el coreógrafo Antonio Gades se han presentado en nuestro país a través del Centro Cultural de Música.

María Julia Caamaño, su presidenta desde hace cuatro años, recuerda la visita de Gades, quien llegó en su momento de apogeo cuando estaba filmando con Carlos Saura, donde representó Carmen en el Palacio Peñarol ante 5.000 personas. "Hay una historia de grandes nombres y la gran responsabilidad es mantener ese legado y proyectarlo hacia el futuro con la renovación de audiencias. Es el desafío de instituciones como la nuestra, llegar a las generaciones jóvenes", dice Caamaño.

Este aniversario encuentra a la institución "llena de energía y de ganas", cuanta Caamaño, y agrega que están muy entusiasmados con esta temporada que tendrá ocho conciertos que, este año, se realizarán en el Teatro Solís.

La temporada comienza el 25 de abril con la Münchener Kammerorchester que llega junto a la violinista Verónica Eberle. También se presentarán dos orquestas barrocas, la Orchestra Barroca di Venezia (10 de mayo) y la Cappella Mediterranea con el Coro de Cámara de Namur (9 de noviembre), y además la Boston Philarmonic Youth Orchestra que vendrá con el director de la compañía, Benjamin Zadner, y el prodigioso violinista de Corea del Sur, InMo Yang, se encuentran entre los conciertos destacados.

Traer prestigiosas orquestas de renombre no es sencillo, reconoce Caamaño. "Siempre digo que muchas veces tenemos que mirar con la ñata contra el vidrio cómo pasan cosas que no podemos traer. A veces tenés que dejarlas pasar porque hay que hacer un equilibrio delicado, donde pesa muchísimo el presupuesto", admite, y reconoce que la longevidad de esta institución se debe a que "tiene una gran credibilidad. Siempre ha manejado con profesionalismo todo lo que ha anunciado. Es una confianza hacia adentro y hacia afuera. Hacia adentro hacia el socio que confía en sus decisiones, y hacia afuera porque los artistas saben que vienen a Montevideo, donde se trabaja con seriedad y profesionalismo", dice.

Los abonos se compran exclusivamente en el Centro Cultural de Música, en Juan Carlos Gómez 1445, oficina 607.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)